Ante las restricciones por el coronavirus, una compañía japonesa ofrece viajes en realidad virtual

Roma, París y Nueva York son algunos de los destinos que ofrece la empresa First Airlines

Una mujer en un "vuelo" virtual este miércoles en Tokio. En vídeo, imágenes de una de las cabinas simuladas de First Airlines.Kim Kyung-Hoon (Reuters) | Vídeo: Reuters

Este año, el empresario japonés Katsuo Inoue eligió Italia como destino para sus vacaciones de verano. Las restricciones por el coronavirus no le han permitido estar allí, aunque eso no ha sido impedimento para conocer algunos de los principales atractivos turísticos de Roma. Inoue, de 56 años, ha viajado este miércoles en uno de los “vuelos” virtuales de la empresa japonesa First Airlines. Los clientes de esta compañía reciben un trato similar al que les ofrecería una aerolínea en primera clase: comida, tragos y hasta instrucciones de seguridad. Con la ayuda de unos dispositivos de realidad aumentada, los pasajeros pueden desembarcar en algunos de los destinos más populares del planeta. París, Roma, Hawái y Nueva York son algunas de las opciones disponibles.

La crisis del coronavirus ha menguado la mayoría de los viajes desde Japón. En junio, ANA Holdings, la principal aerolínea del país, detalló que el número de billetes había vendido a destinos extranjeros disminuyó en un 96% durante el segundo trimestre del 2020. Además, la Asociación de Transporte Aéreo Internacional predijo el mes pasado que será hasta 2024 cuando se recupere el número global de pasajeros. Ante esto, First Airlines, que comenzó a operar en 2016, ha aumentado sus reservas en un 50% desde que comenzó la pandemia.

Sus “vuelos” despegan desde las oficinas de la empresa en el barrio tokiota de Ikebukuro, un espacio que han bautizado como el “Aeropuerto Internacional de Ikebukuro”. Los viajes tienen una duración de dos horas y un coste de 6.580 yenes (poco más de 50 euros). El presidente de la empresa, Hiroaki Abe, ha precisado que este verano muchas personas que no han podido satisfacer sus ganas de viajar han optado por su alternativa virtual: “Hay clientes que solían ir a Hawái todos los años, pero ahora no pueden hacerlo, así que vinieron aquí para disfrutar del viaje que no pudieron realizar. Estamos viendo un fuerte incremento en este número de clientes”, explicó Abe.