_
_
_
_
_
COLUMNA
Artículos estrictamente de opinión que responden al estilo propio del autor. Estos textos de opinión han de basarse en datos verificados y ser respetuosos con las personas aunque se critiquen sus actos. Todas las columnas de opinión de personas ajenas a la Redacción de EL PAÍS llevarán, tras la última línea, un pie de autor —por conocido que éste sea— donde se indique el cargo, título, militancia política (en su caso) u ocupación principal, o la que esté o estuvo relacionada con el tema abordado

‘AnaRosaFake’, la nueva astracanada de la reina de las ¿mañanas?

Quintana nos promete en su nueva promoción un programa diferente y dinámico, con Realidad Aumentada. Consistirá en ella sentada hablando a cámara mientras una camarilla de cotorras jalea o abuchea al personaje del día

Ana Rosa Quintana
Ana Rosa Quintana rejuvenece 30 años gracias a la tecnología en la promoción de su programa 'TardeAR'.
Jimina Sabadú

Ana Rosa rejuvenece 30 años gracias a la Inteligencia Artificial”, podemos leer en los titulares de la mañana. Quintana comparece ante los telespectadores con la edad y el atuendo de su época en Veredicto, aquel programa en el que actores no profesionales hacían como que discutían mientras un jurado de mentira y una jueza de mentira deliberaban sobre los rocambolescos casos inventados que se vendían como reales.

Ella, empujada no sabemos si por el moderno del equipo (un criptobro, un amigo del Metaverso, uno que se cree hacker porque tiene cuenta en Forocoches, o el Sr.Burns con gorra de lana y camiseta negra) o por su propia osadía, se aparece en un deepfake en el que nos habla de traer la nostalgia de la llegada a la Luna, de la Ruperta, de contarnos las bondades que nos puede traer la televisión del futuro (habla de “meternos dentro de una erupción volcánica”, porque “rebuscar en la basura de los que lo han perdido todo” sería una honestidad que ella ni se quiere ni se puede permitir).

Ana Rosa nos promete un programa diferente y dinámico, y nos lo promete en un tono esperanzado y alegre. Según informa Mediaset, el programa contará con intervenciones en Realidad Aumentada, que me suena igual a aquellos CD-Rom que se vendían con la coletilla de lo interactivo. Pero qué nos cuentas, Ana Rosa. Qué nos cuentas. Su programa consistirá en ella sentada hablando a cámara mientras una camarilla de cotorras jalea o abuchea al personaje que la autora de Sabor a hiel (qué faena que se te traspapele una novela entera, ¿eh? ) elige para esa tarde.

Ojalá haya un QR en pantalla para que lo podamos escanear con el móvil y se nos aparezca Villarejo a decirnos que tiene unas cintas nuestras muy comprometedoras. Ojalá podamos votar en redes sociales si queremos que la reportera siga exprimiendo a la esposa discapacitada de Santiago del Valle (asesino de la niña onubense Mariluz) hasta que llore aún más. Ojalá le salga un clásico del tamaño y espesor de Scavengers, porque el encanto pocho de El rescate del talismán no lo va a tener, que aquí no hay más reina que ella y por cierto, menuda noticia lo de verla rejuvenecida gracias a las nuevas tecnologías. Lo ha hecho toda la vida en su revista AR y nunca le hemos dado tanto bombo.

Puedes seguir EL PAÍS TELEVISIÓN en Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Sobre la firma

Jimina Sabadú
Columnista en la sección de Televisión. Ha colaborado en 'El Mundo', 'Letras Libres', 'El Confidencial', en programas radiofónicos y ha sido guionista de ficción y entretenimiento. Licenciada en Comunicación Audiovisual, ha ganado los premios Lengua de Trapo y Ateneo de Novela Joven de Sevilla. Su último libro es 'La conquista de Tinder'.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_