_
_
_
_

‘This England’, la serie que se colocó en el epicentro de la pandemia (y convirtió a Kenneth Branagh en Boris Johnson)

El cineasta Michael Winterbottom inició en junio de 2020, poco después del final de la primera ola del coronavirus, este relato en torno a la reacción de todo un país ante un suceso inesperado

Héctor Llanos Martínez

Qué momento para que la televisión británica estrene una serie titulada This England. En apenas unos días de principios de septiembre, el Reino Unido pasó de tener una reina (la longeva Isabel II) a un rey (su hijo Carlos III) y de un primer ministro (Boris Johnson) a una primera ministra (Liz Truss). Todo lo que era un presente próximo en este drama que reconstruye cómo toda una nación gestionó la inesperada primera ola del coronavirus en la primavera de 2020 parece ahora pasado lejano.

Para Michael Winterbottom, uno de los cineastas más eclécticos y estimulantes de las últimas décadas y responsable de esta miniserie, se trata de un cambio relativo. “Lo de la reina es un gran paso. Tras 70 años en el trono, casi nadie recuerda un Reino Unido sin ella. Lo de Liz Truss no lo es tanto. No es más que una versión femenina de la misma historia”, comenta por videoconferencia a mediados de septiembre desde Londres.

Parte de esa “misma historia” a la que hace referencia el director, la de la gestión política del Gobierno conservador británico, es una de las claves de esta producción de seis capítulos que podrá verse en Movistar Plus+ a partir del 31 de octubre. Precisamente uno de los aspectos más llamativos de This England es ver a un actor tan conocido (y tan británico, y tan shakesperiano) como Kenneth Branagh interpretando al ex primer ministro. Para ello sufre un impresionante proceso de caracterización.

A lo largo de los capítulos, el espectador se adentra en los pasillos del poder, mientras Johnson lidia con una crisis sanitaria y económica sin precedentes, a lo que se suma el largo y tortuoso proceso del Brexit y una vida personal y política en permanente controversia. Escoger a un rostro familiar para los espectadores de todo el mundo para interpretar a un político tan habitual en los medios de comunicación en los últimos años como Johnson fue una decisión arriesgada que Winterbottom decidió tomar. “Boris Johnson es una estrella mediática; es alguien con un aspecto y una forma de comportarse muy reconocibles. Pero tener a Kenneth es una forma de recordar al espectador que no está viendo un documental. Y que lo que mostramos es nuestra versión de Boris Johnson”, defiende el director.

'This England' relata en paralelo instantes de la vida personal de Boris Johnson y su gestión durante la primera ola del coronavirus.
'This England' relata en paralelo instantes de la vida personal de Boris Johnson y su gestión durante la primera ola del coronavirus.Movistar Plus+

Winterbottom asegura haber intentado ser lo más aséptico posible, mostrar los hechos tal y como ocurrieron, sin apuntar con el dedo ni buscar culpables. “Mucha gente tuvo que tomar una gran cantidad de decisiones en muy poco tiempo. Y, mirándolo con perspectiva, probablemente estemos en desacuerdo con muchas de ellas. Se trataba de un virus nuevo para nosotros, algo que no había ocurrido en muchos años. Hay que pensar que, en cierto modo, todo el mundo respondió de la mejor manera posible ante una pandemia de estas características”, dice.

A pesar de su tono conciliador a la hora de defender la serie, el resultado final no arroja un retrato muy positivo del ex primer ministro. Es inevitable unir su figura a la referencia literaria que encierra el título de la miniserie. This England es un término que aparece en el pasaje más célebre de Ricardo II, una de las obras menos conocidas de William Shakespeare en España, con una profunda carga poética y, al mismo tiempo, política. Es la historia de un monarca déspota y poco eficaz que termina derrocado. Su moribundo tío Juan de Gante le reprocha en un momento del texto su gestión, con un discurso que sirve como apasionada declaración de amor a su nación. “Esta parcela bendita, este mundo, este reino, esta Inglaterra”, declama el personaje. El rey responde a esa apasionada crítica humillando a su tío incluso después de muerto.

Más allá de Boris Johnson

Pero la miniserie no se centra solo en el político. Es también el recuerdo de expertos y científicos que trabajaron contra reloj para entender el virus; de médicos, enfermeras y trabajadores de residencias de ancianos que lucharon en primera línea y sin descanso para contener al virus de forma heroica. También es la historia de gente común cuya vida se vio sumida en la oscuridad.

Acostumbrado a hacer una labor de investigación para sus dramas y documentales basados en hechos reales, como Bienvenido a Sarajevo (1997) y Camino a Guantánamo (2006), la búsqueda de experiencias personales de Winterbottom transcurrió esta vez casi en vivo. Su intención era construir un retrato general a través de “testimonios que fueran lo más específicos posibles” de equipos médicos, pacientes y científicos. Era una forma de ser muy cuidadoso en una reconstrucción que, a pesar de lo cercana en el tiempo, podría resultar fácilmente imprecisa. “Todo iba tan rápido durante esos días que las medidas tomadas a principios de marzo podían ser consideradas una absoluta estupidez tan solo una semana después”, recuerda.

En junio de 2020, el proceso de producción de la miniserie ya había comenzado. Y resultó inevitablemente caótica. En las semanas que el equipo no podía rodar, por el limitado acceso que tenía a hospitales y residencias a medida que iban llegando nuevas olas del coronavirus, sus responsables iban montando el material que ya tenían registrado.

El hecho de que el público esté tan familiarizado con el relato, al ser una experiencia que todo el planeta ha vivido hace tan solo dos años, afectó a la narración de Winterbottom, admite él mismo. “Quien ha visto el primer capítulo dice tener la sensación de estar viendo una película de desastres. Todo el mundo sabe que, por desgracia, ese capítulo se encamina a la muerte de decenas de miles de personas, muchos de ellos sin poder ni siquiera acceder a un hospital. Que el espectador tenga toda esa información hace que la serie sea más poderosa”. En los momentos en los que el relato acelera su trama recuerda a la miniserie de la BBC Years and Years, generando una sensación de falsa distopía: los hechos que se resumen en un veloz montaje son verídicos y recientes, no suposiciones futuras.

Medios británicos como la BBC y Financial Times consideran en sus primeras reseñas que This England ha llegado demasiado pronto a las pantallas. “Si tratas una historia real con mimo, buen gusto y honestidad, nunca es demasiado pronto”, defiende su productor, el escocés Richard Brown (True Detective, Catch-22). “Una de las razones por las que Michael y yo concebimos esta miniserie era el intentar entender lo que estaba ocurriendo en las bambalinas durante esos primeros meses de pandemia; el hacer un ejercicio de empatía con aquellos que estaban gestionando algo tan inédito e inesperado”, concluye.

Puedes seguir EL PAÍS TELEVISIÓN en Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Héctor Llanos Martínez
Redactor especializado en nuevas narrativas audiovisuales (streaming, pódcast, redes sociales) y en el género documental, con varios años como autor del blog 'Doc&Roll'. Formado en Agencia Efe y elmundo.es, antes de llegar a Verne y la sección de Madrid de El País, escribió desde Berlín para BBC, Deutsche Welle, Cineuropa, Esquire o Yorokobu.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_