Una serie diaria a la vanguardia: la revolucionaria tecnología de ‘The Mandalorian’ que usa ‘Servir y proteger’

El drama policial de TVE es la primera ficción diaria con un plató con pantallas led

El nuevo plató con pantallas led de 'Servir y proteger', en una escena que recrea el ático de la familia Galván.
El nuevo plató con pantallas led de 'Servir y proteger', en una escena que recrea el ático de la familia Galván.Pipo Fernández

Una serie diaria es, posiblemente, el lugar en el que alguien menos esperaría encontrar un plató con la tecnología más puntera del momento, esa que han utilizado grandes producciones como The Mandalorian o Sandman. Entre las series españolas, solo La Fortuna, de Alejandro Amenábar, la ha probado. Gracias a ella, los agentes de la comisaría del Distrito Sur protagonistas de Servir y proteger (de lunes a viernes en las tardes de La 1) saldrán más en coche patrulla o pasearán por la calle de noche con más frecuencia.

“Todo empezó por nuestra inquietud por conocer la técnica. Empezamos a hacer pruebas con diferentes proveedores, pero sin pensar en una producción en concreto, quizá pensando en un proyecto de película que lo admitía más desde el punto de vista presupuestario, porque es una inversión muy fuerte. Pero viendo una de estas pruebas nos dimos cuenta de que estábamos pensando en lo que puede aportar a una película o serie de horario de máxima audiencia, cuando donde más falta hace y donde más se puede aplicar es en una diaria como Servir y proteger”, cuenta por teléfono Emilio A. Pina, productor ejecutivo de Plano a Plano, productora de la serie. Desde el 1 de julio, a los platós en el polígono industrial de Cobo Calleja, en la ciudad madrileña de Fuenlabrada, se sumó otro situado en una nave vecina donde ahora están las pantallas led que permiten recrear localizaciones que antes estaban vetadas a una producción, que, como el resto de series diarias, rueda a una velocidad endiablada para lograr sacar una media de un episodio al día.

Los planes de rodaje de Servir y proteger, ya en su séptima temporada, dejan poco margen de maniobra para grabar en exteriores o de noche, por lo que es habitual que las conversaciones de los personajes y la acción de la serie se termine desarrollando en el plató casi en su totalidad. Los cromas, las pantallas verdes sobre las que, a posteriori, se coloca el fondo deseado, tienen limitaciones, explica Pina, como es la irrealidad del resultado. Estas pantallas led permiten el mismo juego visual, pero añaden una iluminación que se refleja en los actores o en el coche y el resto de objetos que hay en escena, con un efecto final más realista. Otra ventaja es que los intérpretes ven el fondo con el que están trabajando, lo que les facilita el trabajo y les da mayor sensación de inmersión.

Un rodaje en el coche patrulla en el plató led de 'Servir y proteger'.
Un rodaje en el coche patrulla en el plató led de 'Servir y proteger'.Pipo Fernández

Esta tecnología consiste en una pantalla compuesta por paneles de 50 centímetros cuadrados y una longitud de entre 12 y 16 metros de largo y entre cinco y seis metros de alto. Además, se acompaña por otras dos pantallas móviles con menor resolución que sirven para proyectar los reflejos en los actores, además de otra pantalla en el techo con la misma función. La pantalla principal se puede situar como una semicircunferencia o en forma de semicuadrado. “Hasta ahora, el trabajo con los efectos visuales venía a posteriori. Se hablaba de todo antes, pero el trabajo se hacía después. Ahora, con las pantallas led, ese trabajo se hace antes, el director tiene que tener muy clara la planificación para preparar los fondos, saber bien los planos, qué se quiere rodar… La posproducción se adelanta”, resume Ángel Armada, responsable de montaje y supervisor de postproducción de Plano a Plano. Además de grabar los fondos, tienen que aplicarles el color y la luz apropiada para que la integración con los elementos reales case a la perfección.

El plató con pantallas led de 'Servir y proteger', durante un rodaje a mediados de agosto.
El plató con pantallas led de 'Servir y proteger', durante un rodaje a mediados de agosto.

Todo este proceso se traduce en tiempo, algo que no sobra en una producción diaria. Aun así, el equipo de Servir y proteger ya ha engrasado el engranaje para que, de las 12 o 13 secuencias que componen cada capítulo, un promedio de una o dos se graben allí. La intención es destinar un equipo técnico especializado a este plató para que el sistema también se aligere, y uno de los directores de fotografía, encargado de esta unidad, ya está en formación permanente para poder sacarle el máximo rendimiento posible. En cuanto al coste, Pina explica que es muy variable y varía en función de las características de la pantalla. Una de las posibilidades que barajaron para esta aventura suponía un desembolso de unos 500.000 euros por temporada, lejos del alcance de una diaria. En su caso, optaron por asociarse con una empresa dedicada a la publicidad y eventos para poner en marcha el plató juntos con la intención de depender lo menos posible de proveedores externos.

La actriz Antea Rodríguez, con los reflejos que proyecta una de las pantallas led de 'Servir y proteger'.
La actriz Antea Rodríguez, con los reflejos que proyecta una de las pantallas led de 'Servir y proteger'.

Gracias a esta tecnología, los policías de Servir y proteger están saliendo más a patrullar en coche y desde el ático de los Galván, el matrimonio recién incorporado a la serie, se ve un Madrid más realista que nunca. Para los actores también es algo nuevo. “Algunos ni siquiera habían grabado con croma y su única referencia de esto era algún making of de The Mandalorian”, dice Pina. “Llegan, ven la pantalla, alucinan, pero en dos minutos se han olvidado, porque es muy fácil meterse en situación así”. Para añadir credibilidad, se añaden ventiladores para dar movimiento al pelo y en postproducción se incluyen los sonidos del coche y el ambiente de la calle para completar una escena en el coche patrulla.

El siguiente paso, con el que todavía no se han atrevido en Plano a Plano, sería crear un fondo en 3D en el que, si el personaje se mueve, el fondo también cambie su perspectiva. “Ahora tenemos un fondo plano que hemos rodado”, explica Ángel Armada, “es una fotografía en movimiento. El 3D permite que el fondo se mueva en función de la cámara. Si la cámara se mueve por ese entorno virtual, el fondo va cambiando, tiene perspectiva”. Para ello se puede utilizar un fondo diseñado por ordenador, como si de un videojuego se tratara, o por fotogrametría, “hacer muchísimas fotos en un entorno real para después mapearlo en un entorno 3D”, resume Armada.

Aunque The Mandalorian fue la que popularizó esta tecnología gracias a los vídeos de cómo se hizo la serie, estas pantallas ya se utilizaban en el audiovisual años antes, pero su uso se ha extendido en los últimos tres años. “Yo he probado otros inventos que decían que habían llegado para quedarse. Cuando rodé Los protegidos en 3D, el primer capítulo de la segunda temporada [fue la primera serie en el mundo en usar esta tecnología], la gente decía que eso había llegado para quedarse, y yo sabía que era solo un fuego de artificio más de la industria”, recuerda Emilio A. Pina. “Pero esto sí, esto tiene muchas posibilidades, sobre todo en unos momentos en los que cada vez es más difícil rodar en localizaciones naturales interiores y exteriores porque hay muchos rodajes. No es un invento del momento. Quizá en décadas no ha habido algo tan novedoso y tan útil en la industria”, completa el productor.

Puedes seguir EL PAÍS TELEVISIÓN en Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Recibe el boletín de televisión

Todas las novedades de canales y plataformas, con entrevistas, noticias y análisis, además de las recomendaciones y críticas de nuestros periodistas
APÚNTATE

Sobre la firma

Natalia Marcos

Redactora de la sección de Televisión. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS, donde trabajó en Participación y Redes Sociales. Desde su fundación, escribe en el blog de series Quinta Temporada. Es licenciada en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y en Filología Hispánica por la UNED.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS