Columna
i

El mal era cosa de gente corriente

En ‘La línea invisible’ entendemos que los terroristas no eran monstruos. Tampoco lo eran los de ese entorno social que les cubría, frente al que se levantaron valientes como Jose Mari Calleja

Solo han pasado dos años desde que ETA anunció su disolución, pero 10 desde su último asesinato. Toda una generación, benditos ellos, no ha conocido el tiro en la nuca, las pintadas con una diana, el coche bomba. Pero la amnesia es un error:

Más información

Lo más visto en...

Top 50