Elon Musk pide a los empleados de Twitter que busquen la manera de cobrar por las cuentas verificadas

El nuevo dueño de la compañía exige a los ingenieros que trabajen contrarreloj para encontrar un modelo de monetización. Tener la insignia azul podría costar 20 dólares al mes

Elon Musk, nuevo dueño de Twitter.
Elon Musk, nuevo dueño de Twitter.DADO RUVIC (REUTERS)

Twitter planea cobrar para tener una cuenta verificada con la insignia azul. Según han informado medios como The Verge o Financial Times, Elon Musk ha exigido a sus empleados a que encuentren una solución lo más rápido posible para monetizar esta autenticación, que permite a los usuarios saber que una cuenta de interés público es auténtica, tiene relevancia y está activa. El precio podría ser de 19,99 dólares (unos 20 euros) al mes a quienes quieran obtener o mantener su cuenta comprobada.

Este domingo, Musk respondió a un usuario al que se le ha negado la insignia azul en varias ocasiones, que “todo el proceso de verificación se está renovando en este momento”. Tal y como afirma el periódico británico, que ha tenido acceso a correos electrónicos internos de la compañía, los empleados de Twitter “han estado trabajando las 24 horas del día, los siete días de la semana” para desarrollar el modelo de monetización que Musk pide. Según informan, tendrían hasta el 7 de noviembre para lanzar la nueva característica “si no quieren ser despedidos”. Un gerente de Twitter dijo en el diario que esta demanda “abre otro caso de abuso” por parte del nuevo dueño y varios empleados temen que se produzcan despidos, tras meses de incertidumbre en la compañía.

El cambio en la política de verificación se incluiría en la suscripción mensual Twitter Blue, que da acceso a funciones adicionales. Actualmente, este servicio cuesta 4,99 dólares y solo está disponible en Estados Unidos, Canadá, Australia y Nueva Zelanda. Una persona familiarizada con las intenciones de Musk antes de comprar Twitter dijo a Financial Times que se habían discutido varias opciones de precios, que variaban de 9,99 dólares hasta 14,99 dólares por mes. En caso de que las personas o las marcas se nieguen a pagarlo, se les quitaría la verificación y, por tanto, serían más vulnerables ante la posibilidad de que les roben la identidad en la plataforma.

Sin embargo, parece ser que los usuarios no están dispuestos a rascarse el bolsillo por disponer del servicio. En una encuesta de Twitter realizada por un asesor de Musk con casi un millón de personas, citada por el diario británico, el 80% de los usuarios dijo que no pagaría para ser verificados, mientras que el 11% quizá estaría dispuesto a pagar cinco dólares al mes. Solamente un 5% de los participantes pagaría quince dólares. Hasta ahora, el proceso de verificación se ha realizado de forma gratuita.

Las cuentas falsas es un gran problema para Twitter, tanto que fue uno de los motivos que llevó Elon Musk a retirar la oferta de compra. En abril, la compañía reveló que había calculado mal sus cifras de audiencia en dos millones de usuarios durante unos tres años, debido a un error.

Elon Musk cerró la compra de Twitter el pasado 27 de octubre. Su primera decisión fue despedir al consejero delegado, Parag Agrawal; al director financiero, Ned Segal; a la responsable jurídica, Vijaya Gadde, y al consejero general, Sean Edgett.

Puedes seguir a EL PAÍS TECNOLOGÍA en Facebook y Twitter o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS