Los bloqueos selectivos de redes en Venezuela reflotan los medios prohibidos y el porno

El régimen de Maduro fue el más activo del mundo en 2019 en interrumpir servicios concretos de Internet, según un estudio

Dos personas tratan de conectarse a Internet en Caracas durante un apagón en abril de 2019.
Dos personas tratan de conectarse a Internet en Caracas durante un apagón en abril de 2019.

El uso de Internet en Venezuela no es estable. Las caídas eléctricas, la censura a páginas específicas y los bloqueos selectivos provocan que el servicio no sea libre. Un nuevo estudio confirma ahora que el Gobierno de Nicolás Maduro fue el más activos del mundo en 2019 a la hora de interrumpir servicios concretos, siempre para perjudicar a la oposición. Pero esa actividad trajo a menudo un efecto contraproducente: el deficiente método de filtrado para impedir durante unas horas los streaming de Juan Guaidó provocaron que webs que el régimen tiene siempre censuradas pasaran a ser accesibles.

La organización Netblocks, que monitoriza apagones globales en Internet, detectó en el país al menos 40 bloqueos selectivos de plataformas de streaming y redes sociales en 2019. El 30% de esos cortes voluntarios se centraron en los agitados meses de enero y febrero. Desde el 12 de enero, la víctima del primer bloqueo fue la página de Wikipedia de la presidencia de Venezuela, donde se batallaba sobre quién era el presidente legítimo, Nicolás Maduro o Juan Guaidó. En los días posteriores al 21 de enero, las redes afectadas fueron Twitter, Instagram, Facebook, Youtube e incluso la búsqueda de Google, según un estudio de Protonmail, la mayor compañía global de email cifrado, a partir de los datos de Netblocks.

Desde entonces, los bloqueos estuvieron vinculados sobre todo a intervenciones en directo de Guaidó en mitines y ruedas de prensa o en debates de la Asamblea Nacional. Los objetivos fueron Youtube o Periscope (el servicio de streaming de Twitter) sobre todo, pero también servicios que pudieran hacer llegar ese tipo de mensajes en vivo.

También se provocaron interferencias de diversos servicios durante discursos de políticos estadounidenses que defendían a la oposición, como el vicepresidente, Mike Pence, o el secretario de Estado, Mike Pompeo. El mes de mayo fue el mes con más bloqueos a servicios de streaming. Después del verano, una vez superada la parte principal de la crisis, la actividad selectiva cayó.

“Las restricciones efímeras en plataformas son un fenómeno cada vez más raro en todo el mundo. Venezuela fue un caso realmente único en 2019”, dice Alp Toker, director de Netblocks. “Junto con Kazajstán son los dos únicos países que sabemos que despliegan este tipo de filtros de red reactivos y efímeros”, añade.

Esta medida selectiva indica que ambos países confían en sacar utilidad de los servicios de Internet cuando no intervienen opositores a sus regímenes ni hay protestas en las calles. Otros países, como China, optan por medidas mucho más restrictivas como una muralla virtual que bloquea preventivamente la mayoría de servicios exteriores. Pero no todos los países tienen la capacidad china para crear un Internet paralelo con servicios locales, más fáciles de controlar para el gobierno.

“Hemos visto una tendencia preocupante de gobiernos que usan censura selectiva en Internet para suprimir oposición política y la libertad de expresión en los últimos años. Irán, Irak, Indonesia y Egipto han empleado censura selectiva en 2019, pero nuestro análisis de los dato de Netblocks muestra que Venezuela ha sido de lejos el más activo en el último año”, explica Andy Yen, fundador de Protonmail. “El resto del mundo debería tomar medidas para prevenir que los gobiernos pudieran bloquear Internet para suprimir los derechos de sus ciudadanos”, añade.

La explosión del porno

Este método venezolano y su falta de capacidad tiene consecuencias sorprendentes y curiosas. “Cuando las redes sociales de todo el país son dirigidas a estos sistemas de filtros, los analizadores de tráfico no pueden resistir", dice Toker. El resultado es que webs de información que están permanentemente suspendidas vuelven de repente a funcionar.

Además de varios medios, hay en Venezuela un grupo de webs que también están bloqueadas: las porno. De manera inesperada, cuando los filtros se centraban en bloquear el streaming de Juan Guaidó, Youporn era más fácilmente accesible durante un rato. En esos minutos u horas, los filtros estaban sobrecargados por todo el tráfico y no podían aguantar, lo que provocaba que sitios bloqueados resucitaran.

“Era un breve momento de todo en abierto para los sitios prohibidos. Ahora podemos explicar que esto no era un intento de distraer a la oposición”, dice con seriedad Toker, “sino una señal clara del mecanismo en uso”. Era como si el esfuerzo por estirar un parche viejo para cubrir agujeros provocara tirones que dejaran pasar los que estaban cerrados hasta ese momento.

Las restricciones las impone la operadora. En este caso era la pública ABA CANTV y su rama de móviles Movilnet. “Podemos ver que cada proveedor tiene filtros independientes y en ningún momento ha habido una restricción simultánea que afecte a varios proveedores”, explica Toker. “Es la operadora estatal la que ha sido responsable de las restricciones que hemos cubierto”, añade.

Eso no implica, según Toker, que las operadoras sean libres de no bloquear, sino que solo “no intentaron participar en las interferencias de esas emisiones políticas específicas”.

Se adhiere a los criterios de
Lo más visto en...Top 50