Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un robot para ayudarnos a filtrar llamadas incómodas

Google Call Screening llega a los Pixel para asistir en las llamadas entrantes

Imagen del Pixel 3.
Imagen del Pixel 3.

Suena el móvil y dirigimos la mirada de forma automática a la pantalla; con cada vez menos tiempo y más spammers bombardeando nuestros móviles, atender a un número no conocido puede derivar en una trama que nos robe demasiados minutos. ¿Qué hacer en ese caso? Buena parte de los usuarios optan por no atender llamadas de números que no conocen, mientras otros siguen confiando en el contestador para hacer de filtro. Pero Google propone otra solución: usar la inteligencia artificial.

El servicio, bautizado como Call Screening, fue presentado junto con el sofisticado Pixel 3, pero ha sido hace tan solo unos días cuando algunos usuarios han visto aparecer el nuevo botón en las pantallas de sus móviles, lo que avanza un despliegue generalizado del sistema. Pero… ¿qué es exactamente este nuevo servicio, cómo funciona y qué aporta realmente al usuario?

Un filtro de llamadas automatizado

El objetivo básico de este filtro de llamadas automatizado es ahorrar tiempo al usuario, en especial cuando quien llama es un desconocido y no nos atrevemos a perder tiempo averiguando qué quiere. El principio es el mismo que el que aplican los centros de soporte telefónico de las grandes empresas pero a la inversa: la voz automatizada que nos obliga a explicar el motivo de nuestra llamada se pone ahora de nuestra parte y pide a quien llama que se identifique y explique el motivo de la llamada.

En los equipos en los que el sistema esté disponible, cuando entre una llamada además de responder o colgar, el usuario contará con un nuevo botón llamado “Call Screening” (todavía no sabemos cómo traducirá esta función Google en español, aunque posiblemente sea ‘filtrado de llamadas’). Pulsando este botón suceden dos cosas de forma simultánea: quien llama escuchará la voz de un robot informando que es un asistente de voz e instando a identificarse y explicar el motivo de la llamada.

La voz automatizada que nos obliga a explicar el motivo de nuestra llamada se pone ahora de nuestra parte y pide a quien llama que se identifique y explique el motivo de la llamada

Paralelamente, nosotros veremos en tiempo real y en la pantalla del móvil una transcripción de esta conversación, de manera que si el nombre de la persona o el motivo de la llamada nos resultan interesante, podemos detener el filtro y atender a esta persona. Si no es así, podemos optar por rechazar la llamada (imaginemos que se trata de una llamada comercial) en cuyo caso el asistente se disculpará educadamente pero rechazará la llamada; también podemos indicar que devolveremos la llamada indicando esto el asistente.

La transcripción de la llamada

Adicionalmente, también podremos pulsar un botón durante la transcripción preguntando si es urgente y el asistente virtual formulará la pregunta por nosotros; también podremos marcar ese número como spam en el caso de que detectemos que se trata de una llamada automatizada o bien comercial y sin interés. Como se puede apreciar, el sistema retira al usuario de la primera línea de fuego de tener que atender una llamada y eso ya supone un gran valor añadido, pero que no termina ahí.

El Call Screening guardará una transcripción escrita de lo sucedido durante una llamada a la que podremos acceder consultando los detalles de la llamada en el histórico del dispositivo. Para los más celosos de la privacidad, Google sostiene que todo sucede en el teléfono y que no se guarda ninguna transcripción ni conversación en sus servidores. Por el momento, el sistema estará disponible en Estados Unidos en los Pixel 3 de la casa aunque más adelante llegará a las versiones anteriores del termina y Google todavía no ha confirmado cuándo estará disponible en otros mercados.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información