Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

3.000 empleados de Google de EE UU piden que la compañía no participe en el “negocio de la guerra”

Los trabajadores reclaman a la empresa que se ponga fin a la colaboración con el Pentágono en el proyecto Maven de inteligencia artificial

Motor de búsqueda de Google.
Motor de búsqueda de Google.

Cerca de 3.100 empleados de Google han firmado una carta en la que piden al consejero delegado de la firma, Sundar Pichai, que la compañía no participe "en el negocio de la guerra", así como poner fin a la colaboración con el Pentágono en el proyecto Maven de inteligencia artificial, según han informado este miércoles medios estadounidenses. Este proyecto interpreta imágenes de vídeo y podría usarse para mejorar la selección de ataques con drones.

"Creemos que Google no debería tomar parte en el negocio de la guerra. Por ello, pedimos la cancelación del proyecto Maven y que Google diseñe, publique y aplique una política estableciendo que ni Google ni sus proveedores desarrollarán jamás tecnología bélica", comienza la carta, divulgada por el diario Washington Post y el New York Times.

La misiva, que ha sido compartida por los empleados y que ya cuenta con más de 3.000 firmas, según el diario, sostiene que ayudar al Ejército en labores de vigilancia militar "no es aceptable" y que "dañará la marca Google de manera irreparable".

El proyecto Maven es un programa de desarrollo de inteligencia artificial que se centra en el reconocimiento de imágenes, de manera que, tras un período de aprendizaje, puede reconocer por sí mismo elementos que podrían ser considerados una amenaza. Este algoritmo, que comenzó a ser empleado por drones de las Fuerzas Armadas estadounidenses a finales del año pasado, ayuda a un personal "cada vez más abrumado por el volumen de información, incluidas millones de horas de grabaciones en vídeo", indicó el Pentágono al presentar el proyecto.

"Este contrato pone la reputación de Google en peligro y nos coloca en dirección contraria a nuestros valores intrínsecos", lamenta la carta que recuerda que la compañía tiene como lema Do not be evil (no seas malo).

Los empleados de Google han preguntado en una reunión reciente a la compañía sobre la participación en el Proyecto Maven, según publica el diario New York Times. Dianne Green, quien lidera el negocio de infraestructura en la nube de Google, defendió el acuerdo y trató de tranquilizar a los empleados afectados. Un portavoz de la compañía citado por este medio de comunicación aseguró que la mayoría de las firmas habían sido recolectadas antes de que se explicara esta situación.

La compañía reconoció el martes en un comunicado en el que no se hacía referencia a la carta que "cualquier uso militar del aprendizaje automático plantee preocupaciones válidas". Según la empresa, la parte que Google realiza en el Proyecto Marn "tenía un alcance específico para fines no ofensivos".

Más información