Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aquellos maravillosos juegos que ahora son ‘apps’

Ventajas e inconvenientes de utilizar populares juegos de mesa en formato digital

Juegos Reunidos Geyper.
Juegos Reunidos Geyper.

Es evidente que no hay nada que pueda reemplazar a un grupo de amigos sentados alrededor de una mesa disfrutando de un juego de mesa. Ya sea con uno de los clásicos de toda la vida, como el parchís, la oca o las 4 en raya, como con otros de creación más actual como Carcassonne, Catán o Aventureros al tren, y que recuperan entre los más jóvenes (incluso millennials) aquello de disfrutar de una tarde de juegos y diversión.

Lo cierto es que muchos de estos juegos tienen su réplica en aplicación móvil y para unos será más interesante tenerlos a mano en su smartphone, mientras para otros no hay nada mejor que tirar físicamente los dados o mover piezas sobre entrañables tableros de cartón. Por eso toca analizar las ventajas o inconvenientes de usar estos juegos en formato digital o analógico.

Ventajas de los juegos de mesa en formato app

La Inmediatez. Podemos echar una partida sin necesidad de desplegar el juego y sus elementos, que en ocasiones son muchos y se tarda un buen rato en prepararlos.

La rapidez. También aumentan la velocidad del juego y las partidas duran menos. Sobre todo porque no existen esos elementos que ralentizan la partida, como comentar la jugada con el de al lado, un dado que se cae al suelo… Por otra parte, permiten agilizar partes del juego que son más tediosas y duraderas pero necesarias, como por ejemplo repartir los territorios en el Risk o distribuir las calles iniciales a cada jugador en el Monopoly.

La personalización. Permite cambiar los tableros por otros diseños diferentes a los clásicos, los fondos o incluso el aspecto de las fichas de tal manera que siempre da la impresión de estar ante un juego nuevo.

El modo ‘gaming’. Se pueden introducir elementos propios del mundo de los videojuegos como recompensas virtuales, aumento del nivel de dificultad o retos temporales.

Son medibles. Ya que ofrecen estadísticas de uso y progreso de las partidas.

Son universales. Nos permiten jugar online con otras personas o usuarios diferentes, incluso a nivel global, sin tener que esperar que las personas de nuestro entorno accedan a jugar con nosotros.

Aumentan la realidad. Pueden incluir efectos sonoros y visuales que enriquecen la experiencia, mejoran las interfaces para hacerlas más interesantes o incluso aportan mejoras u otras interpretaciones virtuales del juego que serían imposibles físicamente fuera de una pantalla.

Desventajas de jugar virtualmente a estos juegos

La falta de cercanía de otras personas. Se pierden momentos importantes que nos aportan sociabilidad, como las risas en grupo, el efecto de reunión entorno a algo común o el ‘pique’ por ganar a un amigo o familiar. El hecho de jugar solo contra el procesador del móvil o contra unos desconocidos resulta más frío.

Peor amplitud. El tablero desplegado de cartón siempre tiene, además de un efecto más entrañable, una mejor disposición a la vista que una pantalla reducida. En el tablero físico es posible divisar perfectamente todos los elementos de la partida. Mientras que, si los juegos son muy grandes, en las pantallas hay que ampliar o reducir constantemente haciendo zoom.

También es cierto que no es lo mismo jugar en un móvil de 5 pulgadas que en la pantalla de una tableta de 8 pulgadas para arriba, ya que ofrece, aunque sigue siendo de menor tamaño, una experiencia de juego más parecida al tablero desplegable de siempre.

Jugamos con una máquina. En la mayoría de las apps jugamos contra el propio juego por lo que nunca tendremos la certeza de que lo que ocurre con los dados no está, en cierto modo, manipulado para encaminarnos a ganar o perder en favor de otros fines (publicitarios o comerciales). Quizá la única ventaja de esto sea evitar enfadarnos con otros contrincantes si perdemos.

Los anuncios invasivos y constantes. Es quizás la parte que más molesta a los usuarios, ya que la publicidad entra de lleno en un momento de ocio al que siempre ha sido ajena, pero al igual que en otras aplicaciones resulta el mejor modo de monetizarlas. Además casi siempre se puede comprar la versión Premium para quitarla de en medio.

Los permisos de acceso a datos o herramientas de nuestros móviles, que estas aplicaciones pueden pedir, a veces son abusivos e incomprensibles. Como, por ejemplo, que para jugar a la oca necesite acceder a nuestra cámara. No olvidemos revisar los permisos que nos piden las apps al descargarlas si queremos cuidar nuestra seguridad y privacidad.

Y ¿qué podemos encontrarnos en los mercados de aplicaciones?, pues varios formatos de presentación de estos juegos, que van desde la digitalización pura y dura del producto original con alguna mínima modificación, hasta productos nuevos nacidos de clásicos con toda la tecnología digital o incluso herramientas accesorias para jugar a los tableros físicos.

La digitalización de los clásicos

Juegos reunidos Geyper. Esta marca es uno de los emblemas de la historia de industria juguetera valenciana y los Juegos Reunidos uno de sus mejores éxitos en la década de los 80. Su hito fue reunir en un solo producto entre 10 y 55 juegos de mesa, según la caja. Dentro había alguna propuesta algo más novedosa, como el jaquet o el meta 24, pero la mayoría de ellos eran juegos clásicos tipo la oca, el parchís, la ruleta, el ajedrez, las damas, el dominó o el tres en raya.

Esta reunión de varios juegos en un solo lugar ha sido fácil de reproducir por el sector de las aplicaciones para móviles, basta entrar en una tienda de aplicaciones y tenemos cientos de ellos para descargar. Curiosamente los más populares siguen siendo las revisiones de los clásicos como el parchís, el dominó y el ajedrez. Por supuesto también hay apps que aglutinan varios juegos a la vez, al estilo de Juegos Reunidos Geyper, como Juegos de Mesa, que contiene 4 de los más comunes: parchís, oca, tres en raya y serpientes y escaleras.

Parchís. Como ejemplo de una app de parchís tenemos Parchís Online, que busca aumentar la experiencia de este clásico de tablero permitiendo jugar en línea con otras personas registradas, pudiendo subir de nivel e incluso apostar monedas virtuales.

4 en raya, o en este caso Conecta cuatro, aporta la universalidad de poder jugar con usuarios de todo el mundo, obtener puntos y subir en el ranking. Aunque también permite el juego clásico para dos personas que están juntas pasándose el dispositivo por turnos.

Ajedrez. Curiosamente un juego tan antiguo como el ajedrez fue uno de los primeros en entrar en la era digital, tanto como programa de ordenador, como en aquellas máquinas de ajedrez portátiles tan populares en los 80 y 90. De hecho Ajedrez, de Chess Prince, es una de las más descargadas y mantiene el carácter de estas máquinas permitiendo variar los escenarios y aumentar el nivel de dificultad. El oponente siempre es el propio juego, pero a cambio no hay nada de publicidad.

Monopoly. Existen imitaciones, pero el clásico de Hasbro de toda la vida, eso sí, editado por Electronic Arts, es líder indiscutible en las tiendas de aplicaciones, siendo la segunda aplicación de pago más descargada de esta categoría. Tiene un precio de 2,99 € para Android y 1,09 € para iOS y aporta una interface divertida y ágil.

Cluedo. En este caso es Marmalade Game Studio quien lanza la app de este clásico juego de misterio de Hasbro por 2,29 € para Android y 4,49 para iOS. Se trata del tercer juego de mesa más descargado de Google Play y aporta gráficos dinámicos, una innovadora hoja de pistas virtual y la posibilidad de batirse con otros detectives online con el modo multijugador.

¿Quién es quién?, el mítico juego de adivinar lo podemos encontrar como: ¡Adivina el personaje! . Con pocos cambios con respecto al juego físico, quizás el más significativo es su interface desenfadada y que utiliza personajes famosos para adivinar y que se puede jugar, a través del wifi local, con otro dispositivo.

Apps nativas inspiradas en los clásicos

Triviados fue el primer nombre de Atriviate, el popular juego de Pandereta Estudio inspirado en el Trivial Pursuit y uno de los más populares. A partir de él han nacido varios como: Cuestionados o Preguntados. Este último, merece la pena destacarlo, ya que ha introducido muchas mejoras, como sustituir los dados por una ruleta, la posibilidad de hacer duelos de preguntas o reemplazar los clásicos ‘quesitos’ por personajes. De hecho, estos personajes han dado para hacer una especie de ‘spin-off’ en forma de aplicación, Preguntados Heroes, en la cual luchan en una arena que recuerda a Clash Royale y donde la fuerza para el combate se obtiene al contestar correctamente diversas preguntas.

Apalabrados. Aunque la versión del Scrabble original de Mattel, editada por Electronic Arts, es todo un éxito de descargas, Apalabrados, su versión de app nativa también goza de buena salud. Ambas son gratuitas. La primera permite jugar con amigos de Facebook o con otros aleatorios, chatear con ellos e incluso ofrece un profesor virtual que ayuda a aprender más palabras para futuras partidas; y la segunda es también multiplataforma y multipartida, con lo cual ambas compiten casi de forma paralela en cuanto a prestaciones.

Mezcladitos. De nuevo es Etermax la que revisa un juego clásico, el Boggle. Aquel cubo con dieciséis dados y letras en sus caras con las que había que formar palabras en el menor tiempo posible. En el caso de Mezcladitos, se añaden características propias de un casual games, similares a juegos como Candy Crush, como los comodines de ayuda que paran el tiempo o los que dan pistas.

Rise Wars, World Conqueror o Domination son variaciones del mítico juego de estrategia y conquista militar Risk, que también tiene su propia app oficial autorizada por Hasbro. Básicamente incluyen mejoras en los escenarios, algunos basados en guerras históricas y la posibilidad de interactuar con contrincantes online. La principal ventaja es que las partidas son más cortas que las del juego de tablero y no hay que desplegar docenas de muñequitos.

Apps como accesorios de juegos de mesa físicos

En las tiendas de aplicaciones también podemos encontrar aplicaciones que sirven como herramientas o accesorios para agilizar los juegos de tablero físicos.

My Monopoly, por ejemplo, permite crear nuevas casillas para imprimir y colocar sobre el tablero del Monopoly clásico.

Ruleta para Twister, permite jugar a este divertido juego utilizando el móvil como indicador de colores.

3D Dados, es una de las docenas de apps de este tipo que evita que se nos vuelvan a caer los dados de la mesa ya que nos ofrece desde uno hasta 120 dados virtuales para aplicar a cualquier juego.

Chessify, por su parte, es una aplicación que escanea y analiza partidas de ajedrez desde el propio tablero. Interesante para amantes de este juego.

Trampalabrados o Apalabrados Resolver, son ejemplos de que incluso hay herramientas digitales para hacer trampas, en este caso resuelve rápidamente las partidas del juego Apalabrados si le incluimos las letras que tenemos. Eso sí, le quita todo el encanto de ganar honestamente.

Risk Dice Roller, es una de las muchas aplicaciones que hace la cuenta por nosotros de los ejércitos que ganamos o perdemos en cada tirada del Risk, con lo cual agiliza el juego de tablero físico.

Cluedo Cards Shuffle pertenece a una colección de cartas basadas en los juegos de tablero más populares y que se apoyan en aplicaciones gratuitas que ofrecen otros aportes al juego original.