Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

M5s, el nuevo móvil de Meizu para el mercado joven

La marca china dispara un misil contra Xiaomi en el primer lanzamiento del año y busca revolucionar la gama más económica. Incluye carga rápida y cuesta 110 euros

Una mujer se hace un 'selfie' con el nuevo M5s, de Meizu.

“Hace unos años anunciamos que no fabricaríamos teléfonos móviles inteligentes por debajo de los mil yuanes (135 euros) porque estábamos convencidos de que era imposible ofrecer un aparato de calidad a ese precio. Ahora, sin embargo, el desarrollo de la tecnología lo hace posible”. Así ha presentado hoy el vicepresidente de Meizu, Li Nan, el nuevo M5s. “Es un terminal que busca atraer al público más joven con la mejor relación calidad-precio”, ha añadido el directivo antes de comenzar a desgranar las tripas del terminal.

COMPRA ONLINE EL MIEZU M5s

Tamaño: 7,2 x 0,8 x 14,8 cm. Pantalla de 5,2 pulgadas. 

Destacamos: 16 gigabytes de almacenamiento, 145 gramos de peso y cámara trasera de 5 megapíxeles. 

Por 155€ en Amazon

Sin duda, aunque no es el primer aparato que Meizu ofrece por debajo de ese precio, las especificaciones técnicas del M5s suponen un misil contra la línea de flotación de competidores como Xiaomi u OPPO: está fabricado con un elegante cuerpo metálico, viene equipado con una pantalla HD de 5,2 pulgadas, y cuenta con un chip Mediatek de ocho núcleos a 1,3 Ghz., 3GB de memoria RAM, 16 o 32 GB de almacenamiento interno, un solvente par de cámaras, con una posterior de 13 megapíxeles y una lente f 2.2 y otra para selfies de 5 megapíxeles y un objetivo f 2.0-, y el icónico botón M-touch, que aglutina las funciones de los tres botones de Android y un lector de huellas dactilares. Todo por 799 yuanes (110 euros al cambio).

“Por primera vez, además, un terminal de esta gama de precio incorpora la carga rápida de 18 vatios”, ha añadido Li, consciente de que el público esperaba el punto en el que se distancia de la competencia. Eso supone que bastan diez minutos para lograr un 19% de los 3.000 mAh. de capacidad de la batería y que media hora enchufado se traduce en un 56%. Además, el terminal está optimizado para realizar llamadas VOLTE, cada vez más habituales en China.

El nuevo M5s, de Meizu. ampliar foto
El nuevo M5s, de Meizu.

“El hardware está en un punto en el que las especificaciones superan ampliamente las necesidades del usuario, incluso de aquellos que juegan de forma intensiva, así que consideramos que las principales ventajas actualmente se vuelcan en el software. Por eso, en el nuevo Flyme 6 (la capa de Meizu basada en Android 6) incluimos nuestro sistema de inteligencia artificial OneMind que ayudará en las principales tareas del usuario y supondrá un gran avance en el rendimiento del móvil, ya que aprenderá cuáles son las necesidades más habituales y se adelantará a ellas”, ha puntualizado el vicepresidente en una colorista presentación que ha incluido tres actuaciones musicales y hasta un comediante haciendo chistes sobre las explosiones de los Samsung Note 7.

De momento, Meizu tiene razones para sacar pecho. Las estadísticas parecen avalar su nueva estrategia de diversificación, que comenzó en 2014 con el lanzamiento, por primera vez, de más de un terminal al año. Gracias a la gran inyección de capital de Alibaba, su catálogo ha aumentado de forma exponencial y, según la empresa de consultoría Counterpoint, el año pasado aumentó las ventas un 18%. No obstante, fue insuficiente para colarse entre las cinco marcas con mayor cuota de mercado en China a pesar del batacazo que se dio Xiaomi, con un 22% menos. De hecho, el propio Li ha reconocido que los 13 lanzamientos de 2016 fueron demasiados.

“Ahora, nuestro objetivo es ofrecer un abanico de productos que sirva a todos los usuarios. Que los jóvenes puedan desarrollarse profesional y personalmente y no necesiten cambiar de marca para que el móvil se adecúe a sus necesidades y a sus aspiraciones”, ha comentado Li en clara alusión a Apple, una marca que ha logrado convertirse en símbolo de estatus en el gigante asiático. Aunque el año pasado el iPhone perdió el trono frente al OPPO R9s, todavía ningún otro terminal ha logrado superar al de Cupertino como objeto de deseo.

A diferencia de OPPO o de Xiaomi, Meizu también apuesta por los mercados internacionales más desarrollados para expandirse.  El año pasado puso en marcha su página oficial en España

En cualquier caso, a diferencia de OPPO o de Xiaomi, Meizu también apuesta por los mercados internacionales más desarrollados para expandirse. No en vano, el año pasado puso en marcha su página oficial en España para ofrecer garantía y servicio técnico locales, y cada vez tarda menos en comercializar sus smartphones en nuestro país. El M5s, por ejemplo, se pondrá a la venta en China el próximo día 20, y la marca espera tenerlo en España a mediados de marzo. Pero es evidente que, de momento, en Europa apuesta sobre todo por la gama económica, cuyas puertas la crisis ha abierto de par en par a los fabricantes chinos. No en vano, Meizu solo ha llevado a España uno de sus tres PRO6 de gama alta, mientras que sí tiene intención de comercializar simultáneamente el trío de la nueva serie M5, al que se sumarán el M5Note y el M5s.

El siguiente paso, después de haber abierto camino por el mundo con los teléfonos móviles, es la introducción del resto de aparatos del ecosistema electrónico que tanto Meizu como otras empresas están creando con mucho éxito en China: desde robots aspiradores, hasta cámaras, pasando por todo tipo de artilugios que se pueden conectar vía Bluetooth —Meizu también ha lanzado este miércoles un altavoz— e incluso aparatos limpiaventanas. “Contamos con varias ventajas. Está, por supuesto, el hecho de que las fábricas se encuentran en China. Y que disponemos de un creciente número de jóvenes muy bien formados y sin miedo a innovar. Finalmente, el país cuenta con el músculo financiero y las economías de escala necesarias para poner en marcha proyectos ambiciosos”, apunta Li. Poco a poco, China va construyendo el hogar del futuro con el smartphone como mando a distancia de nuestras vidas.

Más información