Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ANÁLISIS

El sintomático relevo en el trono chino de los ‘smartphones’

Las firmas chinas están volcándose en mejorar la calidad de sus productos y en relevantes campañas locales, lo que ha arrebatado ya el liderazgo al iPhone

El buque insignia de OPPO, el F1S, llamado R9 en China.

Apple anunció, el pasado mayo, un homenaje a la música china con su nueva actualización de su famosa app de creación musical, GarageBand, exclusiva para sus dispositivos. Incorporaron entonces a esta aplicación instrumentos tradicionales chinos (como la pipa y el erhu), tradujeron parte del contenido a este idioma y ofrecieron a sus usuarios dos plantillas de música china para componer electrónica con Live Poops. Se vislumbraba ya un intento de la compañía de la manzana de reponerse en un mercado en el que va perdiendo adeptos por momentos. Ahora se ha sabido que el iPhone ha dejado el trono que tenía en el gigante asiático frente al R9, el terminal de la empresa china OPPO . El pasado año, la cuota de mercado de Apple se redujo al 2% (del 4,5%, de 2015) para el 6s, e incluso a un 1% para su versión Plus. Para más inri, las ventas de Apple retrocedieron un 21%.

Las empresas chinas de tecnología móvil están echando el resto para hacerse con el liderazgo, con mejoras en lo que saben que a su público le interesa, como la cámara de fotos (sobre todo para los selfies), y con precios mucho más competitivos que los de Apple e importantes campañas locales. Cinco de ellas han aumentado sus ventas, aunque el caso más llamativo es el de OPPO, que creció un 109% el año pasado y se ha hecho con el 15,5% de la cuota de mercado. Del R9 de OPPO, el que ha destronado al iPhone, se vendieron 17 millones de unidades. Esta empresa sigue teniendo por delante a Huawei (16,4%), pero ya advierten los analistas que parece que es solo cuestión de tiempo que la supere.

Aunque la pérdida del trono de Apple en china tiene muchos matices, hay dos factores que juegan en contra de su recuperación: se trata del mercado de la tecnología por excelencia, que en los últimos años está volcándose por mejorar la calidad de sus productos y que conoce mejor que nadie su propio mercado. En este recién estrenado año, con una situación complicada en el mercado norteamericano, las firmas líderes en China tienen todas las claves en la mano para que el made en China esté cada vez mejor visto en el campo de la tecnología y, muy especialmente, en su propia casa.

Más información