Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

OnePlus mejora el corazón a su móvil estrella sin tocar su estética

El nuevo 3T aumenta las prestaciones técnicas de su anterior móvil, el 3, sin modificar su diseño más que en el color. El objetivo es alargar su vida y hacerlo más atractivo frente a la competencia

El nuevo OnePlus 3T mejora las prestaciones técnicas del modelo anterior. Ampliar foto
El nuevo OnePlus 3T mejora las prestaciones técnicas del modelo anterior.

En sus tres años de vida, OnePlus se ha caracterizado por la creación de un parco catálogo de móviles: tres móviles estrella y un terminal de gama media, el X, que no tendrá sustituto. También ha sido una de las marcas que mejor ha sabido crear expectación antes de cada lanzamiento y que más ha conseguido alargar la vida de sus smartphones. Al igual que Apple en sus inicios, ha sacado uno al año. Hoy, sin embargo, ha decidido dar un giro a esa política con la presentación del OnePlus 3T, un terminal que, salvo por el color de su cuerpo metálico -que cambia el gris grafito por un gunmetal de corte más militar-, en lo exterior no se distingue en nada de su predecesor, el 3. Sigue así los pasos que ha dado Meizu con el PRO6s en una estrategia que parece bastante adecuada para un mercado cada vez más saturado.

Haciendo honor a su fama de empresa centrada en usuarios avanzados de tecnología, con el 3T, OnePlus ha decidido centrarse en las entrañas del móvil y actualizar las prestaciones técnicas de su antecesor para competir con el resto de primeros espadas hasta que llegue el 4, posiblemente en el segundo trimestre del año que viene. “Siempre queremos ofrecer los mejores productos a nuestros usuarios. Por eso, lanzamos actualizaciones de software a menudo. Pero esas tienen un techo. Nuestro equipo de hardware ha estado haciendo importantes mejoras y no queríamos esperar todo un ciclo para trasladarlas a nuestros fans”, explica a EL PAÍS el cofundador de la marca, Carl Pei.

OnePlus ha decidido mejorar todos aquellos parámetros en los que el 3 se quedaba corto o en los que ha sido superado ya por la competencia

“Como habíamos recibido buenos comentarios sobre el diseño, hemos creído que no era necesario cambiar algo que funciona bien. Pensamos en añadir un 3T a la parte trasera, pero ensuciaba demasiado y lo desechamos”, añade. Así, con una modesta inversión, la compañía de Shenzhen logra estirar seis meses más la vida de un aparato para el que, además, servirán todos los accesorios del anterior. Eso último, sin duda, lo agradecerán los fans de las magníficas carcasas de madera -se suma la de ébano con el 3T- o de Kevlar que han logrado dotar al insípido diseño del terminal de un toque de distinción.

Sobre el papel, los cambios en las prestaciones del teléfono se van a notar. Porque OnePlus ha decidido mejorar todos aquellos parámetros en los que el 3 se quedaba corto o en los que ha sido superado ya por la competencia. En primer lugar, sustituye el chip Qualcomm Snapdragon 820 por el siguiente del fabricante estadounidense, el Snapdragon 821 que opera a una frecuencia de 2,35 Ghz., más rápido que el del Google Píxel y a la par de los nuevos Xiaomi. En segundo lugar, aumenta la capacidad de la batería un 13%, que pasa a tener 3.400 mAh. sin que ello suponga un aumento ni del peso ni del tamaño del terminal.

Como ha hecho con sus anteriores smartphones todo apunta a que OnePlus pronto actualizará todo su catálogo a Android 7 ‘Nougat’

El 3T mantiene, eso sí, las principales ventajas de su antepasado: la carga rápida Dash Charge, que logra un 63% de la capacidad en solo 30 minutos, los 6GB de RAM que lo convierten en uno de los terminales más rápidos del mercado, la pantalla AMOLED con resolución FHD y 5,5 pulgadas de tamaño -cubierta por Gorilla Glass 4 para mayor protección-, y el sistema Oxygen OS, sencillo y ligero. Aunque los rumores apuntaban a que el 3T incorporaría la nueva versión de Android, el Nougat, sigue basado en Marshmallow. De todas formas, Pei avanza que, como ha hecho con sus anteriores smartphones, OnePlus pronto abrazará Android 7. “Habrá una versión Beta este mismo mes y otra estable antes de que acabe el año”.

De momento, la última versión del sistema operativo adopta funciones que ya se han ido popularizando entre los buques insignia de otras marcas, y que resultan muy útiles: dar la vuelta al móvil para colgar una llamada, deslizar tres dedos por la pantalla para hacer una captura -que puede ser además alargada-, la posibilidad de bloquear con contraseña o huella digital aplicaciones concretas, hacer una foto simplemente saludando a la cámara, o activar las notificaciones cuando el aparato está en reposo con solo pasar la mano por encima del sensor de movimiento.

No obstante, estas mejoras tienen un precio. Por primera vez, la marca de Shenzhen cruza la barrera de los 400 euros

El otro apartado en el que el 3T mejora al 3, a secas, es el de las cámaras, que se han convertido en uno los elementos más importantes para los usuarios a la hora de elegir uno u otro aparato. A este respecto, en primer lugar, ha decidido seguir la estela de OPPO, la marca que fabrica sus móviles, y ha optado por incluir un sensor de 16 megapíxeles de Samsung en la cámara selfi. Es uno de los más generosos que se pueden adquirir en España, y permite también la grabación en 1.080p., algo que lo hace ideal para las retransmisiones en directo.

La cámara principal, por su parte, incorpora también un sensor de 16 megapíxeles, pero fabricado por Sony y equipado con dos de las tecnologías más determinantes a la hora de tomar buenas imágenes: un estabilizador óptico y otro electrónico. El primero sirve para compensar de forma mecánica los defectos del pulso del usuario, mientras que el segundo, que se utiliza en vídeo, logra movimientos todavía más fluidos gracias a un algoritmo que recorta un poco la imagen. Así, es evidente que OnePlus quiere tratar de tú a las cámaras del Samsung Galaxy S7 y del iPhone 7.

No obstante, estas mejoras tienen un precio. Por primera vez, la marca de Shenzhen cruza la barrera de los 400 euros. Concretamente, cuando se ponga a la venta el próximo día 28, el OnePlus 3T costará 439 euros en su versión con una capacidad interna de 64GB, y 479 euros si se quiere ampliar esa memoria a 128GB. Eso son cien euros más que la factura correspondiente al 3, del que ya no queda ‘stock’ en la tienda ‘online’ de OnePlus. “Se han agotado las existencias y no se volverá a comercializar”, informa Pei.

El del 3T es también un precio que se va acercando ya al que cobran las principales marcas del mercado, como Samsung, Apple, o Huawei. Sin embargo, los jóvenes responsables del 3T confían en la gran relación calidad-precio para lograr el favor de unos consumidores que cada vez disponen más conocimientos técnicos y de un abanico de opciones más abierto. “Utilizamos materiales premium y dedicamos grandes esfuerzos a refinar tanto la experiencia del hardware como la del software”, justifica Pei. “Estamos completamente convencidos de que, cuando se lo mira en su conjunto, el 3T no tiene parangón”.

Más información