BANCO DE PRUEBAS

Vigila tu hogar desde el móvil

La cámara de videovigilancia Logi Circle realiza resúmenes de todo lo que ocurre durante el día. Es sencillísima de utilizar y cuesta 199 euros

Con la cámara se puede ver lo que ocurre en casa desde cualquier lugar.LOGI CIRCLE / EL PAÍS VÍDEO

Es más que probable que nos quedemos intranquilos cuando nos vamos de vacaciones al tener que dejar la casa cerrada y vacía durante unos días. La tecnología puede contribuir a evitarlo de la mano de las cámaras de videovigilancia doméstica. Gracias a ellas y a la conexión a Internet del hogar, es posible ver qué está ocurriendo en tiempo real o recibir alertas sin necesidad de suscribirse a un servicio de seguridad de pago.

En cinco minutos

Ficha técnica

Aplicación: Logi Circle

Compatibilidad: iOS 8.0 o posterior con iPhone 4s o posterior, iPad mini o posterior, iPad 3 o posterior, iPod Touch (5ª generación) o posterior; Android 4.4 o posterior con Bluetooth Smart

Calidad imagen: Full HD, gran angular de 135º, inclinación de 110º

Almacenamiento: En nube privada durante 24 horas

Visión nocturna: Automática con alcance de 4,5 metros

Conectividad: Wi-Fi 802.11 b/g/n 2,4 GHz o 5,0 GHz

Batería: 1.600 mAh

Otros: Detección de movimiento avanzada, zoom digital 8x, altavoz y micrófono, cifrado de datos

Precio: 199 euros

Una de las últimas propuestas en llegar al mercado es Logi Circle, un modelo inalámbrico que simplifica al máximo su puesta en marcha y su uso. No pasan más de 5 minutos desde que se abre la caja hasta que está en funcionamiento y se adquieren las nociones esenciales. El proceso se resume en unos pocos pasos: instalar una aplicación gratuita en un smartphone o tableta iOS o Android (por ahora no es compatible con ordenadores); conectar la cámara a la corriente; copiar los ajustes de la conexión Wi-Fi del dispositivo móvil y crear una cuenta de usuario. A partir de ahí, se visualiza la emisión en directo y exploran las diferentes opciones que ofrece la app, igualmente sencilla y fácil de utilizar.

El menú es accesible desde la pantalla principal a través de un icono situado en su parte superior izquierda o deslizando el dedo sobre la superficie de izquierda a derecha. Las alternativas que ofrece son básicas y están representadas de forma gráfica. Van desde conectar o desconectar la cámara hasta activar la visión nocturna, seleccionar la resolución de la cámara (entre 360p, 720p y 1.080p) o añadir más unidades al sistema doméstico. También es posible gestionar el altavoz y el micrófono que incorpora la cámara y que, además de permitir escuchar lo que está ocurriendo, ayudan a mantener conversaciones a distancia, como si fuera un walkie talkie.

Otra de las funciones que puede configurarse desde este menú es la recepción de avisos de seguridad, que se traduce en el envío de notificaciones al móvil cada vez que se detecta movimiento.

Lo mejor y lo peor

Lo mejor:

- Sencillez de uso

- Colocación versátil

- Resúmenes diarios

Lo peor:

- Poca personalización

- Ausencia de funciones adicionales

- Batería escasa

Resúmenes diarios

Para identificar los movimientos o sonidos que se producen en la zona donde esté instalada la cámara, Logi recurre a lo que llama “Scene Intuition”, un motor de análisis desarrollado por la propia firma que los analiza y filtra. De esta manera, presume de diferenciar un movimiento relevante (por ejemplo, cuando se abre una puerta) de otro que no lo es (un ventilador). Cada vez que se da una de estas detecciones, Circle graba un clip de vídeo que identifica con un código de tiempo y que aparece reflejado en la pantalla principal de la aplicación, en su lateral derecho. Son los únicos clips que pueden volver a verse, porque no registra la grabación general del día. En esta zona también aparece una función adicional, resaltada en color verde, y que se denomina “este día”: se trata de un resumen de 30 segundos a cámara rápida de cada una de las escenas previamente mencionadas y que sirve para obtener un vistazo general de la jornada.

Cada uno de los cortes o el resumen diario se pueden descargar en la memoria del dispositivo móvil; compartirse en redes sociales como Facebook, Twitter e Instagram; enviarse por correo o en un WhatsApp e, incluso, almacenarse en el bloc de notas. Es una tarea imprescindible cuando hay algún momento que se desee conservar, ya que la cámara solo ofrece almacenamiento de los contenidos grabados durante el día en curso. Pasadas las 12 de la noche, se borran para dejar sitio a los nuevos. No es lo ideal y de hecho, consciente de esta carencia, la firma ya ha anunciado planes de almacenamiento alternativos para un futuro próximo, aunque todavía no se conocen los detalles.

Poca personalización

Notas y veredicto

Calidad-precio: ***

Diseño: ***

Innovación: ***

Manejo: *****

Extras: **

Veredicto:

  • Rotundamente bueno
  • Recomendable
  • Neutro
  • Más bien negativo
  • Muy negativo

El inconveniente más importante que podemos achacar a la cámara son sus escasas posibilidades de personalización. El uso y la app se han simplificado tanto que se echan de menos algunas funciones que sí incluyen otros modelos de la competencia en el mismo rango de precio. Es el caso del reconocimiento facial, la monitorización de la temperatura o la configuración de zonas específicas para la detección del movimiento. Muchos de estos aspectos podrían solucionarse con una simple actualización del software, por lo que esperamos que vayan añadiéndose.

Por lo demás, las sensaciones son positivas, con una buena calidad de vídeo en las escenas diurnas y suficiente claridad en las nocturnas, que podrían mejorarse un poco con algún sistema de reducción de ruido. Las capturas son panorámicas, por lo que es imposible evitar una pequeña distorsión en los bordes: algo común en estos casos y poco preocupante. Tampoco se perciben cortes durante la reproducción en tiempo real o la visualización de grabaciones, y el resumen diario se genera en solo unos segundos al pulsar el botón.

Micrófono y altavoz, por otro lado, desempeñan bien su función, pero la calidad es muy justa y los sonidos se transmiten más bajos de lo habitual y con cierto aire enlatado. La sensibilidad del primero puede personalizarse en tres niveles diferentes (silencio, sensibilidad intermedia y sensibilidad alta; esta última, la que viene por defecto), pero no es posible ajustar el segundo.

Redonda

Resta hablar sobre el diseño de Circle, muy parecido al de una webcam: posee un cuerpo principal redondo del tamaño aproximado de una pelota de tenis que integra la cámara, un altavoz y un indicador LED para informar de su estado. El material elegido para su fabricación es el plástico, aunque transmite la sensación de tratarse de un producto compacto preparado para a resistir bien el paso del tiempo. Este cuerpo principal se sitúa sobre una base de carga que se conecta a la corriente eléctrica y que tiene la particularidad de ser magnética, de modo que resulta comodísimo fijarla a cualquier superficie metálica. Como también tiene espacio para unos tornillos, se puede colocar en la pared.

La competencia

- Netatmo Welcome

- DLink DCS-960L

- Belkin NetCam HD

- Withings Home

- Netgear Arlo Q

La cámara, por otro lado, dispone de una batería interna que facilita la tarea de situarla en otro lugar en casos ocasionales. Y decimos ocasionales porque la autonomía no es muy alta: alrededor de dos horas, una cifra que se extiende prácticamente hasta 12 horas cuando se establece el modo de ahorro de energía, en el que la cámara solo hace streaming de vídeo cuando alguien accede a la aplicación. Ahora bien, como tampoco graba eventos cuando se encuentra en este estado, es como si se apagara la cámara y no resulta nada útil.

En definitiva, se trata de una cámara de videovigilancia ideal para aquellos que no deseen complicaciones y se conformen con las funciones básicas. El uso es tan sencillo que cualquier persona puede manejarla, aunque nunca lo haya hecho antes. Tiene potencial de mejora y habrá que ver hacia donde se dirige el desarrollo de un producto que, de otra manera, resulta algo caro.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50