Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Por qué arrasa en ventas el pequeño iPhone SE?

El teléfono de Apple no es especialmente barato ni innova en diseño, pero la compañía no da abasto con los pedidos

Greg Joswiak, en la presentación del iPhone SE de Apple, el pasado marzo.

Aunque esperada, la sorpresa fue mayúscula: Apple rescataba del baúl de los recuerdos el chasis del iPhone 5s para dar forma a su nueva apuesta, el SE. Todo apuntaba a que los californianos apostarían por un móvil de tamaño más compacto y, sobre todo, un precio más asequible, pero lo que pocos pensaron es que la firma emplearía un diseño antiguo para dar vida a su nueva apuesta. En realidad, el iPhone SE es un compendio maravillosamente bien integrado de lo mejor de las diferentes versiones del equipo, y parece que Apple ha dado en el clavo: las primeras previsiones avanzan que el terminal está siendo un auténtico éxito de ventas.

Es un compendio maravillosamente bien integrado de lo mejor de las diferentes versiones del equipo

La firma de la manzana se habría visto obligada a revisar al alza de cara al segundo trimestre las ya elevadísimas previsiones de venta del terminal, y de hecho, parece que lejos de ser considerado un móvil low cost se ha convertido en un codiciado objeto de deseo en el mercado. Si alguien quiere hacerse con uno en nuestro país a través de la tienda on line de la compañía, se avanza una espera estimada de “entre dos y tres semanas”, algo poco habitual en un equipo de venta masiva como un móvil ¿Por qué de pronto esa pasión por un móvil que ni siquiera estrena un diseño propio? Lo cierto es que, por un lado, la empresa fundada por Steve Jobs nunca da puntada sin hilo: el diseño del iPhone 5s fue uno de los más apreciados por el mercado. Y, por otro lado, en su interior cuenta con el corazón y las prestaciones de los últimos modelos de la casa.

Con este equipo, Apple ha dado la espalda momentáneamente a la fiebre de las grandes pantallas en los smartphones y propone un terminal mucho más razonable para los bolsillos, aunque sin renunciar, como apuntamos, a un rendimiento que lo sigue situando en lo más alto de la categoría. Así, lleva en su interior el procesador A9 (el mismo que el iPhone 6s) y cuenta con una cámara de 12 megapíxels e incluye también la exitosa tecnología TouchID, que permite desbloquear el dispositivo empleando para ello un sensor de huella. Apple ha logrado así tanto reducir el precio de un equipo nuevo, que en este modelo parte de los 489 euros, como alejar bastante esta nueva apuesta del concepto de móvil económico que muchos esperaban.

Hay un ingrediente adicional que podría estar catapultando estas: al contar con un diseño ya superado, el equipo ofrece además un cierto tintes retro y un tanto exclusivo

Sin embargo, fuentes relacionadas con la cadena de montaje en China sostienen que Apple se habría visto obligada a duplicar el pedido de componentes ante la avalancha de pedidos del pequeño de la casa. Queda claro que existe todavía un mercado para los móviles de menor tamaño (los que antes se llevaban en el bolsillo) y que, además de ser más cómodo de sostener en la mano, ofrece una excelente duración de la batería, algo muy demandado por los usuarios. Pero los analistas, siendo Apple una marca que desata tantas pasiones, hablan también de un ingrediente adicional que podría estar catapultando las ventas del equipo: al contar con un diseño ya superado, el equipo ofrece además un cierto tintes retro y un tanto exclusivo.

Aunque inicialmente este dispositivo se habría orientado fundamentalmente como puerta de entrada de Apple en los mercados emergentes, lo cierto es que en otros con una renta superior el equipo estaría superando también las expectativas de ventas. El SE llega bien pertrechado al mercado, pero como siempre sucede en Apple, cabe campo de mejora incorporando nuevas funciones de sus hermanos mayores, con lo que a buen seguro que habrá SE2 o versiones posteriores del terminal.

Más información