Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El iPod, que relanzó a Apple hace una década, cae un 32%

El grupo gana 5.200 millones de euros, un 21% menos, al ralentizarse el tirón de su producto estrella

El iPod, que relanzó a Apple hace una década, cae un 32%

Hace una década, Apple renacía gracias a un reproductor musical llamado iPod, un aparatito en donde cabía toda la discoteca musical. El reproductor había nacido en realidad en 2001, pero solo se conectaba con los ordenadores Mac. Fue en 2004 cuando se extendió a  todos los ordenadores y con ello, en combinación con la tienda iTunes, alcanzó una popularidad mundial. En la presentación de cuentas que Tim Cook hizo el martes, se constató la situación semiterminal del aparato: sus ventas han caído un 32% respecto al año anterior.

Apple vendió en el último trimestre 4,5 millones de iPod, pocos para lo que llegó a ser. En septiembre pasado proclamó la compañía que habían superado los 350 millones de aparatos. Los ingresos que proporciona hoy el iPod apenas superan el 2% del total. Hace seis años, el reproductor le daba a la compañía casi la mitad de todos sus ingresos, exactamente el 48%, pero entonces no existía el iPhone ni los smartphones que, como tantos servicios, también han asumido el de la reproducción músical.

Pero no es el único clásico que pierde fuelle. Los ordenadores Mac también han perdido ventas respecto a hace un año, aunque en menor medida: un 5% en unidades y un 10% en ingresos respecto al trimestre anterior.

Sin haber sacado a la venta un nuevo producto los últimos meses, Wall Street no esperaba mucho de Apple. El fabricante del iPhone, del iPad y de los Mac cerró su tercer trimestre fiscal con un beneficio de 6.900 millones de dólares (unos 5.217 millones de euros) tras ventas de 35.300 millones (26.600 millones de euros). Ganó un 21% menos que hace un año, en la que es su segunda caída consecutiva. Los ingresos se mantuvieron esencialmente planos.

La competencia de Samsung y HTC empieza a pasar factura a la marca de la manzana

La vulnerabilidad de Apple está precisamente en el dispositivo que hizo que se comportara durante los últimos cinco años como una empresa emergente: el iPhone. Ahora el teléfono tiene varios problemas. Primero, la competencia de Samsung y HTC. Segundo, el consumidor no los renueva con la misma frecuencia. Tercero, no cuenta con un teléfono de bajo coste para los emergentes.

Apple vendió 31,2 millones de dispositivos iPhone entre abril y junio. Hace un año fueron 26 millones. Se queda corto en todo caso cuando se recuerda que solía doblarlas en el año. Esta cifra incluye también los modelos iPhone 4S y iPhone 4, hacia los que se dirigen cada vez más usuarios buscando mejor precio. Estos tienen un margen de beneficio menor para el fabricante que el iPhone5.

Los analistas se fijan en las ventas de los operadores de móviles para habla de saturación en los teléfonos de alta gama. Algo similar pasa con la tableta iPad, cuyas ventas bajaron a 14,6 millones en el trimestre. Hace un año fueron 17 millones. El consumidor quiere aparatos más baratos, como el iPadMini. En cuanto a los ordenadores Mac, vendió 3,8 millones de unidades.

Es precisamente en el margen de beneficio donde más se fijan los analistas. Está cayendo desde hace año y medio, poco antes de presentarse el iPad Mini. Ahora es del 36,9%, frente al 42,8% hace un año. Los datos publicados al cierre de Wall Street corresponden al tercer trimestre del ejercicio fiscal de Apple, que arranca en octubre. En el segundo ya tuvo la primera caída en el beneficio desde 2003, del 18%. El primero fueron planos.

Con una perspectiva aún más larga, los números de Apple se quedan cortos cuando se tiene en cuenta que entre octubre de 2009 y marzo de 2012 dobló el beneficio en ocho de diez trimestres. Los ingresos crecieron más de un 50% en nueve. La combinación del iPhone con el iPad disparó a Apple en 2010 hasta la pasada primavera, cuando marcó resultados récord.

El rendimiento bursátil refleja la situación que vive Apple. Las acciones se pagaban hace un año por encima de los 600 dólares. De ahí subieron incluso hasta los 700 dólares, coincidiendo con la presentación del iPhone 5. Antes de los resultados se pagaban por debajo de los 420 dólares. El próximo ciclo de introducción de nuevos productos podría ayudar. Pero los inversores quieren ver un golpe de efecto mayor del lado de la innovación.

En los últimos días, en el sector tecnológico se especula con la posibilidad de que Apple esté haciendo pruebas ya con un modelo del iPhone de gran pantalla. Otra cosa distinta será que salga a la venta en breve, vistas las reticencias expresadas por Tim Cook, y que sea capaz de hacer frente a la saturación. Antes llegará el iPhone 5S en septiembre. También se habla desde hace tiempo de una televisión y de un reloj interactivo, para 2014.

Más información