Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El televisor es para el salón y la tableta para la cama

El 16% de 'smartphones' y el 9% de tabletas se emplean para ver películas en el baño

El televisor es para el salón y la tableta para la cama

El televisor es para el salón, la radio para el comedor y las tabletas para el dormitorio. Son las conclusiones del barómetro anual de Motorola, que ya va por su cuarta edición. El estudio también destaca el enorme crecimiento del consumo de la imagen en todas las pantallas, que ha saltado de 15 horas semanales a 25 en un año. Mientras que las horas de vídeos suben de 5 a 6 horas, las de televisión saltan de 10 a 19 horas.

Motorola Mobility (propiedad de Google) realiza el estudio entre 9.500 consumidores de 17 países. Uno de sus resultados es que el 36% de los encuestados ven programas de vídeo en su dormitorio, 46% los ven en smartphone, el 41% en tableta y el 36% en un televisor.

Más del 50% de los encuestados se ha descargado una película o un programa de televisión en un aparato móvil, y no solo para verlos en la cama o en el salón, pues un 16% de los propietarios de un smartphone y un 9% de los de una tableta reconocen que ven películas en el baño.

Otra de las conclusiones interesantes de este estudio internacional es que, cuando se trata de aparatos, no hay muchas diferencias de comportamiento entre un mexicano y un sueco. Prácticamente todos se comportan igual. La mitad de los mexicanos consultados miran  sus tabletas en la cama, cuando en Suecia lo hace el 49%. En total, en el caso del dormitorio, el 36% ve la televisión, el 41% consulta la tableta y el 46% el smartphone.

Fuente: Barómetro de Motorola ampliar foto
Fuente: Barómetro de Motorola

El propietario de una tableta es el mayor consumidor de contenidos. Ve 6,7 horas de películas a la semana, frente al 5,5 de los que no la tienen. El 80% del contenido de la tableta es grabado, frente al 65% del resto.

La segunda pantalla es otra de las tendencias crecientes. Si en el salón el 50% ve la televisión, un 40% lo hace con sus tabletas o móviles. Y va a ir a más, pues un 76% quiere mover automáticamente sus contenidos, sus películas, de un aparato a otro, lo que permite, por ejemplo, seguir viéndolas cuando van al baño o cocinan. Además el 68% de los consultados (75% de los norteamericanos), tienen aplicaciones para eliminar la publicidad cuando graban alguna película.

Respecto a los hábitos ante el televisor, un 77% graba programas para evitarse conflictos familiares con la programación en directo;  el 72% graba todas las series; un tercio nunca ve lo que graba y el 50% no entra en redes sociales mientras miran la tele, sin embargo, entre los menores de 24 años, el 60% sí que lo hace.

El resultado de Motorola choca con otro estudio de Rossetta realizado hace un año, enfocado únicamente al uso de la tableta dentro del hogar estadounidense. En este caso el resultado fue mayoritario para el salón, con el 81%, seguido del dormitorio (68%), estudio (41%), cocina (34%), comedor (25%) y baño (24%). Fuera de casa, el mayor uso de la tableta es durante el transporte (45%), seguido del trabajo (34%) y la escuela (18%).