Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bryce Bayer, padre del color en la fotografía digital

El ingeniero desarrolló un mosaico que permitía colorear las imágenes

Bryce Bayer.
Bryce Bayer.

La fotografía digital se habría quedado estancada en la imagen en blanco y negro sin la invención del llamado filtro o mosaico de Bayer, que el ingeniero físico que le dio nombre, Bryce Bayer, diseñó para la multinacional Kodak en 1974. El creador de uno de los inventos que ayudó a revolucionar la fotografía falleció el pasado 13 de noviembre en Bath, Maine (Estados Unidos).

El mosaico de Bayer está formado por filtros de colores primarios (rojos, verdes y azules) que se colocan antes del sensor digital que capta la imagen. Cada fotodiodo del sensor recibe así una sola información de uno de los tres filtros, interpolando los otros dos colores primarios que le faltan gracias a los captados por los fotodiodos de alrededor. Los mosaicos de Bayer tienen el doble de filtros verdes que rojos y azules, ya que el ojo es más sensible al verde, algo con lo que consiguió una reproducción más fiel.

Nacido el 15 de agosto de 1929 en Portland, Bryce Bayer comenzó a interesarse por la fotografía gracias a una cámara Brownie de Kodak; ya en su instituto fue el encargado de revelar las fotografías de los populares anuarios en Estados Unidos, como recordaba su hijo en el obituario publicado en The New York Times.

La práctica totalidad de las cámaras digitales actuales (incluidas las de los teléfonos móviles que permiten que cualquier momento del día pueda ser captado y difundido al momento) usan la tecnología ideada por Bayer. La otra alternativa para captar colores en fotografía digital es el llamado Foveon x3, un sensor dividido en tres capas, cada una de las cuales es sensible a uno de los tres colores primarios, de manera que no interpola en ningún momento los colores.

A la edad de 23 años entró a trabajar en Kodak, donde conoció a su esposa, también ingeniera, y con la que tuvo tres hijos. Toda su carrera la desarrolló para esta gran multinacional de la fotografía, que con los trabajos de ingenieros como el propio Bayer o Steven Sasson sentó las bases de la imagen digital. Un desarrollo contradictorio, ya que, inexorablemente, ha llevado a la compañía a la práctica quiebra décadas después.