El nuevo jefe de RIM desencanta

La acción sube un 10% con la destitución de los fundadores, pero baja un 7% con las primeras palabras de Thorsten Heins

Thorsten Heins, nuevo consejero delegado de RIM.
Thorsten Heins, nuevo consejero delegado de RIM. GEOFF ROBINS (REUTERS)

Thorsten Heins acaba de presentarse ante Wall Street como nuevo consejero delegado de Research In Motion, después de que Jim Balsillie y Mike Lazaridis le cedieran el relevo tras dos décadas al mando. Pero a partir de la reacción inicial, el elegido no parece haber convencido. Al contrario y eso provocó que los títulos del fabricante de la Blackberry se dejaran cerca de un 7% en la apertura.

Su acento delata a este ejecutivo de 54años. El nuevo consejero delegado de RIM es original de Munich. Llegó a RIM hace cuatro años, desde el gigante industrial Siemens, donde inició y forjó su carrera profesional recién salido de la Universidad de Hannover. Ahora su reto es resucitar a una compañía que muchos ven en la senda del hundimiento.

Heins ocupaba hasta la pasada madrugada uno de los dos puestos de director de operaciones de RIM, con responsabilidad de ventas y productos. En su corta comparecencia, de una media hora, dijo que nada va realmente mal en la compañía. Innovar, dijo, es algo que debe estar en el corazón de cualquier compañía tecnológica. “Es un espíritu que no hay que perder”, reiteró. Pero a veces, señaló, “innovamos demasiado”. Heins, como buen alemán, es un ejecutor. Por eso considera que“cuando el producto está bien definido, hay que ser decisivo”. “Si hacemos bien lo que sabemos hacer, no habrá problemas”, respondió a las preguntas de los bancos de inversión, sin salirse ni un milímetro del guión que previamente marcó en la nota de prensa. "No creo que haga falta un cambio drástico".

Sus palabras sentaron como un jarro de agua fría entre los inversores, que llevan meses presionando por un cambio radical en la estrategia que permitan hacer frente a los retos enormes que tiene a corto plazo. Heins no pareció admitir que la compañía tiene un problema real frente a la competencia “de la otra marca de la fruta”, como el ejecutivo denomina a Apple.

No creo que un cambio drástico sea necesario

RIM está atrapada en una espiral fatal de la que es complicado salir, como sucedió a Kodak. Una dinámica que vive Yahoo!.Heins admitió que la compañía vive una difícil transición y que trata de aprender de los “baches” con los que se topó por el camino, como la caída del servicio a escala mundial o el incumplimiento del calendario de lanzamiento de nuevos productos.

A partir de ahí explicó que la intención es “construir” sobre la posición actual de la Blackberry. “Tenemos una base sólida en empresas y estamos creciendo en la región del Asia-Pacífico”,recordó. En EE UU, sin embargo, la situación es diferente. En este punto dijo que sus productos deben orientarse más hacia el consumidor corriente y destinar más al márketing.

En Siemens estuvo en los departamento de Investigación y Desarrollo, servicio al cliente, ventas y gestión de productos.Su último cargo en la firma alemana fue el de jefe tecnológico. En diciembre de 2007 desembarcó en RIM y escaló posiciones rápido, hasta que a mediados del pasado año se puso a las órdenes directas de los cofundadores y principales accionistas.

El directorio de la compañía también cree que la estrategia en curso es la adecuada, es decir, no ven un problema fundamental en el rendimiento de la compañía. RIM lanzó la primera Blackberry en 1999, el mismo año en el que empezó a cotizar en el Nasdaq. Durante una década dominó el negocio de los teléfonos interactivos, hasta que se topó con la competencia del iPhone de Apple y los dispositivos con el Android de Google.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS