Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un juez de EE UU rechaza la devolución del dominio bloqueado a rojadirecta

La empresa española había presentado un recurso en aquel país

Un tribunal de EE UU ha sentenciado que el bloqueo del dominio del sitio español Rojadirecta en aquel país no viola la Primera Enmienda que protege la libertad de expresión y rechaza la devolución del mismo a sus propietarios. A principios de este año, las autoridades estadounidenses realizaron una ronda de bloqueos de dominios que ofrecían competiciones deportivas en directo cuyos derechos están en manos de terceros. La propiedad del sitio, Puerto 80, dirigió una petición ante los tribunales de Nueva York solicitando el retorno del dominio. La reclamación tuvo el apoyo de Electronic Frontier Foundation (EFF) y del Center for Democracy. Ayer, el juez Paul Crotty denegó la petición por lo que el dominio puede seguir en manos del Gobierno de EE UU. Puerto 80 alegaba que con la cancelación del dominio se suprimió el acceso a foros, pero el juez considera que éste no es propósito principal del sitio que ofrece enlaces a acontecimientos deportivos protegidos. El juez también rechaza el daño causado por el bloqueo ya que los visitantes del sitio han seguido utilizando otros accesos a través de otros dominios alternativos. La EFF sostenía que la existencia de accesos alternativos no justificaba que no hubiera un ataque a la libertad de expresión.

En el texto, el juez, para contradecir el argumento de los daños económicos, sostiene que la empresa no cobra por los enlaces y no ha precisado las ganancias publicitarias.

Las autoridades de Estados Unidos cerraron el dominio rojadirecta.org por enlazar a contenidos de los que no poseía los derechos de reproducción. En la portada de este sitio aparece un aviso en inglés en el que se informa de que ha sido bloqueado por difundir material protegido sin permiso de los propietarios de los derechos. El dominio .org del sitio está gestionado en EE UU. En mayo de 2010, la Audiencia Provincial de Madrid desestimó un recurso contra rojadirecta.com, al considerar que no vulneraba la propiedad intelectual: "La página web investigada no aloja los archivos ni realiza directamente la descarga, sino que se transfieren a través de programas de descarga de amplia difusión entre usuarios de Internet". El bloqueo del dominio se hizo sin previo aviso a los propietarios.