Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Lessig asegura que la ley antidescargas francesa está muerta

El teórico de las licencias Creative Commons asegura que en el e-G8 no está presente el futuro de Internet.- La comisaria Kroes aboga por una regulación mundial de Internet y duda de la eficacia de las leyes locales

El jurista Lawrence Lessig ha asegurado que la ley antidescargas francesa está muerta. En su intervención en el foro e-G8 que se celebra en París, el teórico de las licencias Creative Commons asegurado que no se trata de discutir si se deben proteger los derechos de autor, lo que debe plantearse es cómo hacerlo en la era digital. Tras destacar que las innovaciones llegan de jóvenes que no están en el mundo académico, Lessig ha subrayado que "no podemos confiar en las respuestas aportadas por los gobiernos. Cada vez que dan una, ha sido para favorecer a quienes ya están sin dar ninguna solución a aquellos que innovan". La fórmula francesa de respuesta graduada -corte de conexión al internauta reincidente que realiza descargas- ignora la innovación, ha insistido. "Nos hace falta un Internet que acepte el principio de neutralidad en la Red -que nadie pueda discriminar el acceso a un servicio- para privilegiar a los que, por ahora, están en el exterior del sistema. El futuro de Internet no ha sido invitado a este foro. Lo menos que podemos hacer es proteger este futuro que está ausente de esta sala", ha destacado.

En el mismo debate, Xavier Niel, de la empresa que opera Free, conocido opositor a la ley francesa contras las descargas, ha asegurado también que la citada ley es una tontería inútil porque "dejará sin Internet a personas que no son grandes delincuentes". Además, ha dicho, el consumo sin descarga, las redes P2P cifradas y otros recursos hacen que las redes que persigue la ley sean menos utilizadas. Su alternativa es un sistema de multas por las llamadas descargas ilegales de la misma manera que no se quema el coche a quien lo tiene mal aparcado..

La vicepresidenta de la comisión europea y comisaria de la denominada Agenda Digital, la holandesa Neslie Kroes ha participado hoy en el congreso y ha asegurado que mantiene el compromiso de que en el 2013 todos los ciudadanos europeos tengan acceso a la red. "Es algo temerario, y alguno de mis compañeros me previnieron, pero lo mantengo", añadió.

Kroes precisó que Internet necesita unas reglas de juego. "En eso estoy de acuerdo con lo que aseguró ayer aquí el presidente de la República francesa, Nicolas Sarkozy". Y agregó: "Pero esas reglas no pueden ser nuestras pequeñas reglas europeas delimitadas para el ámbito europeo, tienen que ser unas reglas mundiales, por eso es interesante trabajar con organismos como la OCDE o el grupo de países que compone el G-8". Kroes, a una pregunta de un representante de la industria discográfica inglesa, aseguró que ella está a favor "de la remuneración de los artistas por su producto". "Eso debe de quedar claro, en primer lugar. Pero el sistema actual no es el mejor para eso. Yo confío en que el proceso tecnológico aporte las soluciones necesarias que desanime a la gente a practicar la piratería".

La comisaria europea concluyó que internet "no es una nueva revolución industrial como se ha manifestado" sino algo que va más lejos y que constituye en sí misma "una nueva manera de ver el mundo".

Tráfico y tarifas

El patrón de Orange, Stéphane Richard, ha insistido en una entrevista en All Things que la inversión de las operadoras para sostener el tráfico creciente en Internet se hace insoportable y afirma que hay un desequilibrio en el sistema. "Es imposible absorver la explosión de tráfico sin inversiones masivas en los equipos y nuevos planteamientos en la política de precios". Richard se alinea con quienes reclaman que los grandes proveedores de contenidos ayuden a las operadoras a pagar esta factura. Eric Schmidt (Google) esquivó esta reclamación de las operadoras en su intervención del martes en el foro parisino.