Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

FourSquare habla castellano

La red social de posicionamiento lanza su servicio en cinco idiomas

FourSquare nació en marzo de 2009 como un servicio de localización que se conectaba con redes sociales. Lo que en el argot se denomina un 'mashup', la suma de varias aplicaciones para crear una nueva. Así el objetivo de esta aplicación era mitad lúdica, mitad práctica. El sistema, sencillo y adictivo, invita a decir desde el teléfono móvil a las personas del círculo más cercano dónde se encuentra el usuario en cada momento uniendo Google Maps, Twitter y Facebook.

La internacionalización del juguete ha sido más rápida de lo previsto. De hecho, el 40% de los 'check-ins', palabra que también se ha dejado tal cual y, se hacen desde fuera de Estados Unidos. Sin embargo esto no estaba en el presupuesto. El pasado 14 de febrero la aplicación estrenó versión en cinco nuevos idiomas: español, francés, alemán, japonés e italiano. Para el usuario fue una mera actualización rutinaria, para FourSquare es la apuesta más importante desde su estreno. Aunque servicios como Facebook y Twitter han contado con una combinación de trabajo de profesionales y traductores voluntarios para aparecer en varios idiomas, esta aplicación se ha hecho íntegramente por una empresa dedicada a ello. "No solo por una cuestión de tiempo, sino también de calidad", matiza Evan Cohen, director general de este servicio radicado en Nueva York, "lo que sí hicimos fue contar con usuarios entusiastas para darnos su opinión antes de lanzar la versión final".

Cada día se realizan más de 2 millones de 'check-ins', expresión utilizada para indicar que se está en un sitio, y cuentan con más de 6,5 millones de usuarios activos. Después de Estados Unidos los lugares donde más interés despierta el servicio de posicionamiento son Irlanda, Alemania, Reino Unido y Japón. Dentro de los países de habla hispana destacan España y Argentina.

A pesar de estas cifras se siguen considerando una pequeña compañía emergente. Solo tienen oficina en el East Village de Manhattan en la que trabajan sus 45 empleados y una menor para los 5 compañeros que les representan en San Francisco. Su inquietud no pasa tanto por contar con delegaciones en más países sino en tener acuerdos con operadores locales y hacer que cuando los usuarios viajen puedan seguir descubriendo lugares sin pagar unas tarifas abusivas.

A diferencia de Latitude, el servicio similar creado por Google, no sigue el posicionamiento en tiempo real, sino que el usuario tiene control sobre su privacidad y decide voluntariamente declarar o no sus coordenadas. Lo que diferencia a FourSquare del resto de sus competidores es la combinación de red social con competitividad en un mismo servicio. Los amigos se reúnen al tiempo que hacen recomendaciones, ganan 'badges' (chapas que reconocen los méritos contraídos) y descuentos en servicios. El que más frecuenta un lugar se convierte en 'mayor'. Aparentemente, lo lógico habría sido traducir estar palabras a cada idioma, pero "decidimos dejarlo así, en inglés, porque es como se ha popularizado, puede que sea una decisión polémica pero son palabras muy nuestras" matiza el directivo.

FourSquare ya no quiere ser un juego

El nombre recordaba al juego infantil, las cuatro esquinas. FourSquare en inglés. De hecho en el lema de su web invitaba a convertir la ciudad en un patio de recreo ('playground'). Cohen cree que ha llegado el momento de tomárselo en serio. "Ya no pienso en ello como un juego, sino en un sitio social en el que encontrar cosas interesantes en lugares interesantes con gente interesante" explica.

El negocio de FourSquare se genera a través de las ofertas especiales que proponen de diferentes maneras. Los comercios deciden si hacen un descuento solo con entrar en la tienda, como es el caso de las tiendas GAP en Estados Unidos, o consumiciones gratis por ser 'mayor' de un local. También pueden premian simbólicamente a los que siguen las pistas y visitan varios lugares recomendados por marcas o publicaciones con perfil en el sistema.

Así, medios como CNN o The New York Times han creado un badge para reconocer a los miembros de esta red que siguen sus pautas y conocen lugares que consideran interesantes. CNN lo hizo con motivo de la Copa del Mundo. El diario neoyorquino, durante los últimos Juegos Olímpicos de Invierno. Estas insignias de reconocimiento, a diferencia de los descuentos directos a usuarios, son diseñadas y aprobadas en FourSquare.

Por ahora, en FourSquare no les han hecho falta los agentes comerciales. Han sido los propios usuarios los que terminan por despertar la curiosidad de los propietarios de pequeños negocios. "Suelen contactar con nosotros cuando varios clientes empiezan a mostrar su teléfono al gerente de una tienda o un bar para reclamar algún incentivo", indica Cohen.

Los competidores han llegado a medida que crecía su popularidad. Así Google propone HotPot, una página para opinar de restaurantes, hoteles, bares o cafeterías, y Facebook ha añadido a su versión para móviles la opción de geolocalizarse. Incluso tiene ofertas especiales para los que entran en una tienda y lo publican en su perfil. Sin embargo, el responsable de FourSquare cree que son servicios muy diferentes. "No somos un directorio, sino una comunidad. En Facebook es posible que no quieras poner donde te encuentras en muchas ocasiones porque lo verá demasiada gente. En Google da sensación de ser algo masivo. En FourSquare solo está la gente que quieres que lo vea y no hacemos recomendaciones pagadas", concluye.