Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un abogado 'antipiratería' británico se retira en pleno juicio

Alega ser víctima de amenazas mortales.- La compañía se dedica a enviar cartas exigiendo un pago si el internauta quiere evitar el juicio

El abogado Andrew Crossley ha comunicado en pleno juicio contra más de 20 internautas acusados de intercambiar obras protegidas que se retira del juicio. Alega ser víctima de amenazas mortales.

Según la BBC, el representante de la firma ACS: Law, que actuaba en nombre de su cliente MediaCAT, ha manifestado en un escrito que "he cesado en mi trabajo...He sido objeto de ataques criminales. Mis correos han sido pirateados. Y he recibido amenazas de boma y muerte", asegura. "Ello ha provocado inmensas molestias a mí y a mi familia". La compañía ACS fue objeto en setiembre de un ciberataque. Como consecuencia del mismo quedaron expuestos datos de las personas que la empresa estaba persiguiendo por sus descargas de filmes pornográficos. Esta filtración está siendo investigada por las autoridades británicas de protección de datos.

ACS: Law se dedica a ofrecer sus servicios a quien quiera perseguir internautas que descarguen obras de su propiedad. Envía cartas a los sospechosos reclamándoles una cantidad de dinero o los amenza con perseguirlos judicialmente. Asociaciones de consumidores han denunciado el envio de cartas a personas ajenas a cualquier tipo de descarga y algunos proveedores de acceso han rechazado suministrarles datos sobre las direcciones de Internet que solicitan en su acción. Los titulares de los derechos reciben el 30% de las ganancias y la empresa de abogados se queda el 60% del dinero conseguido con estas acciones. Crossley ha sido acusado de buscar el dinero y no plantear los casos ante la Justicia. El abogado ha manifestado que su intención era litigar seriamente en los citados casos. MediaCat ha informado que cesa en la persecución de los encausados.

El papel de ACS: Law se complica porque dos de sus ex empleados, en nombre de otra compañía de abogados, han iniciado demandas similares en nombre del mismo MediaCAT.