Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

SUIZA: Estricto uso privado

Solo se permiten las descargas para uso privado y sin ánimo de lucro. Apenas existe 'top manta'

Conceptos tristemente habituales en España como ser "DVD pirata" o "top manta" son virtualmente desconocidos en la opulenta Suiza. De hecho, es imposible ver en las calles de Zúrich o Ginebra a vendedores ilegales de música o películas, aunque los suizos no escapan del todo a las tendencias globales.

"En efecto, si bien tradicionalmente el pirateo de música o cine a nivel físico nunca ha sido muy significativo en Suiza, en lo que respecta a las descargas por Internet, este país no es una excepción europea", explicó a este diario Vincent Salvadé, director general adjunto de SUISA, la sociedad gestora de los derechos de autor en la pequeña nación alpina, que cumple similares funciones a la española SGAE.

Al igual que en casi toda Europa, en Suiza las obras están protegidas por el derecho de autor hasta 70 años después de la muerte del creador. "Pero el creciente fenómeno de las descargas desde Internet golpea en nuestro país casi tanto como en España u otros países", aclara Salvadé.

A pesar de ello, cabe destacar que en Suiza la descarga y almacenamiento de archivos para uso estrictamente privado no está perseguida por la ley. "Lo que no se puede hacer es redistribuir esos materiales fuera del círculo familiar e íntimo, vender u obtener ganancias poniendo los archivos a disposición pública", explica Vincent Salvadé. La puesta a disposición de las mencionadas obras protegidas por el derecho de autor se castiga en Suiza con penas que van desde sanciones civiles hasta multas y penas de prisión.

Aparte de SUISA, en este país la cuestión de los derechos de autor es gestionada a nivel político por el Instituto Federal de la Propiedad Intelectual (IPI), con base en la capital, Berna. Este organismo depende directamente del Departamento Federal (ministerio) de Justicia y Policía. La responsable de este ministerio, Evelyne Widmer-Schlumpf, afirma por su parte que la copia y distribución de material protegido por el derecho de autor: "no perjudica solamente a la economía, sino que afecta también a todos los consumidores y, por tanto, a la sociedad en su conjunto".