Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El sector de la industria tecnológica española cae un 7% en 2009

Desde 1993, las cifras habían sido siempre positivas.- Las previsiones para este año son igualmente pesimistas

La asociación española de empresas de tecnología Asimelec ha presentado el informe anual sobre el sector de las TIC. 2009 fue un pésimo año. Por primera vez desde 1993, España ha visto reducida la cifra de negocio. El descenso del mercado alcanzó un 7%, superando a la baja las previsiones más pesimistas. Este descenso supone una pérdida de facturación de más de 5.000 millones de euros. La crisis, según el informe, ha sido especialmente dura en el sector de equipamiento de telecomunicaciones, la industria audiovisual y la electrónica de consumo, mercados que han sufrido retrocesos del 17,6%, 11,3% y 10,2% respectivamente.

"El sector de contenidos digitales, con un descenso del 3,4%, los servicios de telecomunicaciones, con un descenso de un 4,6%, el sector del software con un descenso del 4,1% y los servicios informáticos con un descenso del 5,3% han sido los sectores que han mostrado un comportamiento más positivo. La cifra global del mercado del macrosector TIC ascendió en 2009 a 71.191 millones de euros". Martín Pérez, presidente de la asociación, afirma en un comunicado que la situación, "lejos de esperar a una recuperación acorde a la del resto de los mercados, exige un impulso por parte de la Administración Pública debido al impacto que las nuevas tecnologías tienen sobre distintos factores económicos, tales como la competitividad, la eficiencia, y su incidencia en la transformación necesaria de entornos como la sanidad pública, la justicia o la educación". Asimelec cree que la prioridad política que se da a las nuevas tecnologías no es coherente con las prácticas reales de los gobiernos español y europeos. "Buscar esta coherencia será sin duda el principal reto para el año 2010". Las previsiones para este año son igualmente pesimistas. España podría retroceder hasta un 2,5% frente a las previsiones de crecimiento de un 4,6% para las industrias TIC a nivel mundial.