Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Adobe reconoce que la exclusión de Flash en los productos de Apple "daña" su negocio

La empresa de 'software' advierte de la nueva situación a la Comisión de Valores de Estados Unidos

No habrá Flash en el iPad, ni en el iPhone. "Es una tecnología en decadencia", "no fiable". Así define este software Steve Jobs, que el jueves zanjó el futuro de este programa de Adobe.

Jobs dejó bien claro el jueves que el Flash en los iPad y los iPhone no es una cuestión de tiempo. Simplemente no habrá aplicaciones con Flash, un software propiedad de Adobe para crear animaciones. La rotunda aclaración de Jobs tuvo unos efectos inmediatos en Adobe, que, por primera vez, ha transmitido a la autoridad bursátil de Estados Unidos que la estrategia de Apple podría suponer una merma de sus ventas.

"El lanzamiento de nuevos sistemas operativos y productos, plataformas y aparatos, como los de Apple, iPhone e iPad, hace más difícil vender nuestros productos; nuestro clientes son persuadidos para utilizar tecnologías alternativas y nuestro negocio podría quedar dañado", escribe Adobe bajo el epígrafe "factores de riesgo en el horizonte" al organismo U.S. Securities and Exchange Commission.

En una comunicación anterior al mismo organismo, Adobe anunciaba que quería colaborar con Apple en programas para el iPhone, aunque reconocía que necesitaba su cooperación, que no ha obtenido.

La negativa al Flash significa que ninguna aplicación con este software se abrirá en los aparatos de Apple, ni tampoco la publicidad hecha con esta tecnología, que funciona en el 96% de los ordenadores de los internautas norteamericanos.

Casualmente el lunes Adobe presentará su nuevo paquete informático Creative Suite, el CS5, que incluye la opción de crear aplicaciones en Flash para iPhone, iPod y el iPad.

El mes pasado, el consejero delegado de Adobe, Shantanu Narayen, en una entrevista a Ciberp@ís, decía: "Colaboramos en la nueva versión CS5 para que nuestros productos funcionen perfectamente en los ordenadores Mac". Y aclaraba: "En la industria tecnológica hay dos tendencias: el modelo basado en estándares y protocolos abiertos, que genera un ecosistema innovador, y el modelo propietario, en el que quizás se ofrece una solución más completa, pero cerrada. Adobe apuesta por el Internet abierto, Apple por el cerrado".

La decisión de Apple no sólo bloqueará las aplicaciones creadas con Flash (Adobe), sino también las de Java (Oracle) y de Silverlight (Microsoft). No es, pues, el único choque con otros gigantes del sector tecnológico. Apple también comienza a implantar su propio sistema publicitario, el iAd, que intentará frenar el dominio casi absoluto de Google en este campo.