El móvil a medida

La primera sensación con Android, sobre todo si se ha usado un iPhone, es que requiere tiempo adaptarse a un sistema operativo robusto, potente, tan abierto que parece ilimitado, pero intratable a las primeras de cambio. No es complejo, pero tiene su curva de aprendizaje. Versión a versión, se ha ganado en ligereza, facilidad de uso y aplicaciones. A diferencia también del iPhone, poco a poco se encuentra Android en teléfonos diferentes; unos enfocados a la experiencia multimedia, otros a la gestión del correo, pero siempre con Internet como núcleo de las acciones para moverse, hacer fotos, navegar o enviar contenidos.

HTC fue la primera compañía en confiar, después llegaron Samsung y Motorola. Sony Ericsson pronto tendrá el suyo. Se multiplican los terminales de marca blanca con Android a precios inferiores. Ofrecen las mismas características que los smartphones de lujo, pero con software gratuito. La gran diferencia de Android es que permite hacer del teléfono un pequeño ordenador con la conexión a la Red como una necesidad permanente. Market es la tienda oficial de aplicaciones, pero cuenta con varias alternativas. Lo mismo sucede para gestionar el correo, los mapas, los vídeos y los documentos; se puede confiar en GMail, Google Maps, Gdocs y YouTube, o buscar aplicaciones de terceros, que cada día tienen más éxito.

Más información

Poder elegir entre muchos terminales, con costes cada vez menores y con características al gusto del usuario, convierte Android en un verdadero traje a medida.

La plataforma Android  se encuentra cada vez en más terminales. HTC fue  la primera en apostar por el sistema operativo de Google para móviles.
La plataforma Android se encuentra cada vez en más terminales. HTC fue la primera en apostar por el sistema operativo de Google para móviles.ELPAÍS.com

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción