Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

ICANN conserva el gobierno de Internet

Estados Unidos se reserva una plaza en un comité de supervisión y abre más la entidad a la participación de expertos

Se cumplieron los pronósticos. Los países que postulaban desbancar la organización privada ICANN del llamado gobierno de Internet (que gestiona los dominios de la Red) han perdido la batalla. Hoy, la citada entidad, con sede en California y sometida a los tribunales de este Estado, ha suscrito un nuevo acuerdo con la Administración norteamericana, que tiene la tutela del organismo. Se trata de un acuerdo en los que se enumeran una serie de principios y en la que se menciona la creación de una serie de comités de supervisión que podrán acoger a expertos internacionales. El gobierno de Estados Unidos se reserva una plaza fija en el dedicado a supervisar que ICANN haga una política de interés público.

En el documento se afirma que uno de los factores del éxito de Internet es la descentralización, sin embargo, "la coordinación técnica global de su infraestructura es necesaria para garantizar la interoperabilidad". ICANN se compromete en trabajar para mantener un Internet interoperable, a operar de forma multilateral y a seguir siendo un organismo privado sin ánimo de lucro. Su cuartel general se mantendrá en Estados Unidos.

En el acuerdo se establecen una serie de comités de supervisión para garantizar, entre otros aspectos, la fiabilidad y seguridad del sistema o la confianza de los usuarios. En todos ellos figuran representantes de ICANN y se abre a miembros voluntarios. En el primero de los comités que se enumera, el que supervisará la transparencia y los intereses globales de los internautas, el departamento de Comercio de Estados Unidos se asegura una plaza fija. Es la única plaza que se atribuye a un gobierno. La creación de estos comités permite abrir la entidad a la participación indirecta de otros gobiernos a través de miembros del Consejo Asesor y de Organizaciones de Apoyo o de "expertos independientes".

Esta apertura ha permitido hoy a la Comisión Europea mostrarse satisfecha porque, según sus palabras, ICANN estará controlada por grupos independientes y no por Estados Unidos de forma unilateral. La propia ICANN en el comunicado oficial del acuerdo incluye la reacción del departamento de Comercio de Estados Unidos según la cual "este marco pone el interés público en el centro y establece procedimientos para que personas interesadas de todo el mundo puedan revisar la actuación de ICANN".