Golpe de Nintendo contra la piratería de sus consolas

La Policía incauta 1.150 dispositivos de copia y manipulación de juegos en una gran cadena de distribución

La Policía Nacional se ha incautado de unos 1.150 dispositivos no autorizados de copia y manipulación de juegos para las consolas portátiles de Nintendo, Nintendo DS y Nintendo DS Lite, según informó la compañía en un comunicado.

Nintendo explica que se trata de la primera operación nacional contra la comercialización de este tipo de dispositivos, en este caso el "M3 DS Real", que fundamentalmente sirven para cargar juegos pirateados en la consola. La investigación se inició tras una denuncia de Nintendo contra la empresa propietaria de una cadena de distribución de productos informáticos, en cuyos establecimientos se comercializaban estos dispositivos y ha conllevado quince registros: Madrid (5), Barcelona (6), Girona (1), Lérida (1), Valencia (1), Alicante (1), Ciudad Real (1) y León (1).

Más información
Nintendo vende más, pero sus beneficios netos caen
Nintendo te pone a caminar
El músico se apiada del 'mantero'
El control parental llega a los videojuegos
Sony alcanza los 50 millones de PSP vendidas
Cien millones de Nintendo DS
Nintendo pide 23 años de prisión para un comerciante por vender dispositivos 'pirata' de la DS
Primera sentencia contra los cartuchos piratas de Nintendo DS

La operación ha sido realizada por miembros de la Sección de Delitos contra la Propiedad Industrial e Intelectual de la Brigada de Investigación Especializada (BIE) de la Comisaría General de la Policía Judicial en colaboración de agentes de las Jefaturas Superiores de Policía de Cataluña, Valencia, Castilla León y Castilla-La Mancha.

La denuncia forma parte de una amplia campaña de lucha contra la piratería y la distribución ilegal de dispositivos de manipulación del software. Nintendo explica que si los datos publicados por las tres principales páginas web de descarga de juegos piratas son ciertos, las descargas ilegales de títulos como el recetario virtual Cocina Conmigo duplican las ventas reales de este producto. Las páginas piratas contabilizan más de 1,1 millón de descargas no autorizadas.

Desde la firma subrayan que estos juegos piratas sólo se pueden utilizar mediante dispositivos como los incautados y que, además, "quienes fabrican, importan o comercializan estos dispositivos se lucran ilegítimamente de la industria sin aportar nada".

Desde 2008, Nintendo ha apoyado unas 280 operaciones en 16 países, que se han saldado con la incautación de unos 198.000 dispositivos dirigidos a su consola portátil. Nintendo ha contado con la colaboración de las autoridades en Australia, Bélgica, Dinamarca, Francia, Alemania, Hong Kong, Italia, Japón, Corea, los Países Bajos, Nueva Zelanda, Singapur, España, Taiwán, Reino Unido y EEUU

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS