Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Primera sentencia contra los cartuchos piratas de Nintendo DS

Declara ilegales los módulos de carga de videojuegos

Un juzgado de lo Penal de Palma de Mallorca ha emitido la primera sentencia en España que declara ilegales la venta de módulos de carga de videojuegos para la consola portátil Nintendo DS. Los acusados aceptaron esta sentencia de conformidad y no recurrirán el fallo.

Según informa Nintendo, la compañía "da la bienvenida" a esta sentencia que declara ilegales estos dispositivos, comúnmente conocidos como tarjetas R4. Rafael Martínez, subdirector de la compañía, celebra el fallo judicial porque "España es el país más afectado por la piratería. Hay un cierto arraigo, una sensación de que está ahí para todos y no se valora la propiedad intelectual".

Además, la empresa japonesa añade que el fallo del tribunal es "firme", por lo que no puede ser apelado en una instancia mayor. La denuncia se produjo tras una investigación llevada acabo por las Autoridades Aduaneras españolas y la Guardia Civil, en relación con la importación de estos dispositivos ilegales de China, que llegaron al aeropuerto de Palma procedentes de Hong Kong.

La sentencia, que es firme y no puede ser apelada, reconoce el daño causado a Nintendo y obliga a los responsables a pagar una indemnización por el perjuicio causado, que asciende a 4.000 euros, además de castigar con seis meses de prisión a cada uno de los implicados.

Con esta sentencia, la compañía destaca que España se suma a la lista de países de la Unión Europea que ya tienen sentencias contra este tipo de dispositivos, de la que también forman parte Alemania, Italia, Holanda y Bélgica.