Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fraude en la Red: del 'phishing' a los troyanos

Los ciberdelincuentes cambian de estrategia a medida que los internautas tienen más información

Los troyanos, programas informáticos maliciosos que pueden robar contraseñas, están ganando terreno a la técnica del phishing -envío masivo de correos electrónicos falsos para lograr claves bancarias-, en el que cada vez "pican" menos internautas.

Según los datos del Instituto Nacional de Tecnologías de la Comunicación (Inteco), en 2007, el 70% de los ataques con fines económicos fue con la técnica del phishing, mientras que el

30% restante vino a través de troyanos, programas informáticos

dañinos que parecen ser software útil y que pueden dañar el equipo o la información del usuario de múltiples formas.

Este porcentaje se ajustó en 2008 (60% frente a un 40%) y es previsible que se iguale o incluso cambie este año, que ha empezado con el ataque más fuerte de los últimos cuatro años: el gusano Downadup, también conocido como Conficker, que ha infectado más de 9 millones de ordenadores por una vulnerabilidad del sistema operativo y que es capaz de transmitirse a través de dispositivos USB.

Una vez en el equipo, Conficker puede descargarse otros programas maliciosos, espiar al usuario o permitir a un tercero hacer un uso fraudulento del equipo.

"El malware (programas informáticos maliciosos) con fines

económicos se ha multiplicado en los últimos meses, mientras que los

ataques de phishing van bajando, ya que los internautas conocen mucho esta técnica y no caen tanto", explica el subdirector de e-confianza de Inteco, Marcos Gómez.

A este mayor conocimiento se suma la actual situación económica que hace que los ciudadanos "se preocupen mucho más por el bolsillo" y sean más "desconfiados" en todo lo referente a los datos o contraseñas bancarias, añade Gómez.

No obstante, de la mano de la crisis, va a venir otra de las principales amenazas de seguridad informática de 2009: los correos electrónicos con ofertas de trabajo fraudulentas para blanquear dinero.

En Inteco confirman que este tipo de spam (correo no deseado) ha crecido en los últimos meses ante el mayor número de parados.

Los ciberdelicuentes se "adaptan" a la actualidad y la gente puede dejarse atraer por un dinero que parece fácil, pero no se debe olvidar que son delitos, que están siendo cómplices de un fraude, advierte Gómez.

Y también el correo electrónico va a ser una de las principales puertas de entrada para los "troyanos": el 45% de los programas maliciosos (malware) ya se distribuye sólo por e-mail, como un archivo adjunto que parece una aplicación útil, una tendencia que seguirá creciendo, según datos de la compañía de seguridad informática BitDefender.

Ante estas amenazas -los troyanos son capaces de robar contraseñas, descargarse otros programas maliciosos o convertir el ordenador en distribuidor de "spam"-, desde Inteco recomiendan tener protegido el sistema operativo con los programas necesarios (cortafuegos, antivirus, filtros de correo); tener mucha cautela a la hora de navegar por Internet y, ante cualquier duda, consultar a especialistas.