Telefónica advierte a la UE que no invertirá si el marco regulatorio no ofrece garantías

La compañía considera que renovar las redes europeas supondría 20 años y una inversión de 400.000 millones de euros

El consejero delegado de Telefónica, Julio Linares, ha advertido hoy a la Comisión Europea que su compañía no va a invertir, si el futuro marco regulatorio de las telecomunicaciones supusiese un freno al mercado europeo.

Durante su participación en el Foro Sociedad en Red, organizado por Red.es y Europa Press, Linares denunció que "existe la creencia errónea de que las compañías dominantes vamos a invertir sí o sí" y por eso, según esa creencia "todo vale" y "es lógico que se cuide al que no invierte". A este respecto, reiteró que "si el marco regulatorio no ayuda a tener la tranquilidad de que vamos a recuperar la inversión de forma razonable, no lo haremos".

En cuanto a la necesidad de inversión en Europa, Linares ha asegurado que "dar respuesta a las necesidades actuales con las redes existentes es imposible" y, por esta razón, teme que "frenaremos el desarrollo". Según Linares, los clientes deberían poder contar con todo el ancho de banda que nos pidan, así como utilizarlo de forma dinámica para que tengan movilidad estén donde estén y puedan almacenar información dentro de la propia red.

Más información

Para ello, el directivo de Telefónica ha indicado que se necesita una capacidad de transporte enorme que no soportan las redes actuales, si bien señaló que la tecnología para construir unas redes nuevas que lo permitan ya está disponible. "Lo que frena es la inversión necesaria para hacerlo", asegura Linares quien estima que dicha inversión asciende a 400.000 millones de euros y que al ritmo actual se necesitarían 20 años para llevarla a cabo. Algo que según Linares, "no nos lo podemos permitir porque si lo hiciésemos seríamos irresponsables y estaríamos frenando la productividad y la competitividad de Europa".

Para el consejero delegado de Telefónica se trata de "una oportunidad única y brillante de crear una nueva infraestructura de futuro en el momento en que más se necesita, pero para ello Europa debe revisar y alinear sus prioridades y plantear una nueva agenda".

Asimismo, Linares ha criticado que Europa permita aún que prácticamente el 50% de los operadores del sector tengan participación estatal en sus operadores "algo increíble tras 10 años de liberalización". Finalmente, ha recordado que las empresas de telecomunicaciones en Europa suponen el 8% del PIB, el 25% del crecimiento y el 20% de la inversión en I+D+I en los últimos años. Además, ocupan al 6% de la población activa.

Lo más visto en...

Top 50