_
_
_
_

Las productoras le abren la puerta a YouTube

El portal de vídeos firma sendos acuerdos con Lionsgate y TiVo

YouTube, el sitio web de vídeos por antonomasia, ha recibido por primera vez el apoyo de una productora audiovisual, el sector que más le ha denunciado por la violación de derechos de autor. Lionsgate ha firmado un acuerdo con YouTube para la creación de un canal exclusivo donde se exhibirán pequeñas piezas de películas y series pertenecientes a la productora. Este pacto podría servir de ejemplo a otras productoras como Disney o Universal, que ya se plantean un acuerdo similar con YouTube.

Además, TiVo, una importante plataforma digital que permite visualizar en el televisor los vídeos colgados en Internet, también se ha aliado con el portal al igual que hizo Apple con su reproductor Apple TV.

Más información
YouTube defiende su política de derechos de autor tras la demanda de Telecinco
Viacom respetará los datos de los usuarios de Google
El consumo de vídeo 'on line' en EE UU se dispara un 45% en un año
Time Warner quiere vender AOL en 2009

El acuerdo entre Lionsgate y YouTube aún no está del todo definido, pero todo apunta a que se creará un canal con la marca de la productora dentro del portal, en el que se podrán ver algunos trozos de sus creaciones, desde la célebre Dirty Dancing hasta los largometrajes más actuales como Crash, Hotel Ruanda o Rambo. El acuerdo también incluirá las series de televisión de la productora, como Weeds o Mad men. Con un contrato de estas características, YouTube y Google, propietario del portal, se apuntarían así un tanto a su favor, constatando que sus 68 millones de usuarios mensuales son un gancho para las productoras.

Lionsgate tiene esto muy presente y por eso ha pactado con YouTube. "Puedes aplicar la estrategia de luchar en una guerra interminable tratando de acabar con YouTube o puedes aplicar la estrategia de aceptar el hecho de que la gente quiere ver los contenidos de esta manera", asegura el presidente de medios digitales de Lionsgate, Curt Marvis, en declaraciones a The Hollywood Reporter.

Después de esta productora, otras grandes productoras parece que se están planteando entrar en el negocio de YouTube, temerosas de quedarse rezagadas. Según la misma web de The Hollywood Reporter, el pacto entre Lionsgate y YouTube sería el primero de otros acuerdos con productoras como Disney, MGM, Universal y Warner Bros. para distribuir algunos de sus contenidos de cine y televisión.

Problemas legales

YouTube también ha firmado un acuerdo con TiVo, un importante dispositivo reproductor y grabador (Digital Video Recorder, ''DVR'') que permite personalizar la forma de consumir televisión. Permite captar canales por cable, cable digital, transmisión satélite o la tradicional antena, además de conectarse a Internet.

TiVo le ofrece a YouTube "ser una ventana" más grande y con más ventajas, al igual que ya hizo Apple con su Apple TV, aunque esta plataforma deberá promocionar y posicionar con más eficacia el dispositivo electrónico que el usuario requiere para grabar contenidos como los de YouTube, para que luego puedan ser proyectados en la pantalla de televisión.

Sin embargo, todavía persisten los problemas legales de YouTube vinculados con los derechos de autor, ya que la mayoría de los vídeos de YouTube son grabaciones cortas de programas creados expresamente para la televisión, que le han traído demandas judiciales al portal por no respetar el copyright. Por eso, la gerente general de servicios de contenidos de TiVo Tara Miatra ha pedido que se desarrollen contenidos exclusivos para YouTube. "Llegará un día en que la gente encienda sus televisores y prefiera ver los vídeos de YouTube que los programas de la televisión. El tiempo lo dirá", concluye Maitra.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_