Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Llamar por el móvil lleva ya canon

Hoy comienza a cargarse el nuevo canon digital en móviles, MP3 y memorias

A partir de hoy, cada vez que alguien compre un teléfono móvil con reproductor de música debe pagar un nuevo impuesto que irá a parar a las arcas de las sociedades de gestión de derechos (SGAE, Egeda, Cedro, etcétera) que representan a los autores y artistas de obras intelectuales.

Es el archifamoso canon digital, una compensación por los ingresos que presuntamente dejan de percibir los autores, cada vez que alguien realiza una copia privada de su obra en lugar de comprar el original. Hasta ahora gravaba fotocopiadoras, soportes de CD y DVD y grabadoras de todo tipo. Pero con la entrada en vigor del nuevo canon digital, ningún aparato o soporte susceptible de grabar, copiar o almacenar obras impresas o audiovisuales queda fuera del impuesto más ampliamente odiado por los consumidores.

Y no sólo móviles, desde hoy el canon se paga por reproductores MP3 y MP4, PDA, televisiones con disco duro o memorias flash / USB, que paga en origen el fabricante aunque luego lo incluya en el precio final que paga el consumidor.

Los móviles con MP3 pagan 1,1 euros, mientras que los MP3 y MP4 se cargan con 3,15 euros. La ampliación de la lista de artículos sujetos al gravamen ha permitido rebajar el peso del nuevo canon en los soportes tradicionales como los CD vírgenes, que pagan desde hoy 17 céntimos de euro (un 22% menos), y los DVD, a los que se carga con 44 céntimos (26,6% menos).

Asimismo, el canon para los decodificadores de televisión digital que pueden grabar, de 12 euros por aparato, se aplaza un año, con el fin de no perjudicar la implantación de la Televisión Digital Terrestre.

La vigencia del canon se extenderá desde hoy hasta el próximo 30 de junio de 2009, aunque se podrá prorrogar al menos hasta finales del año que viene. En ese periodo, la recaudación no podrá ser inferior a 110,2 millones de euros ni superior a 117,8 millones. En caso de superar estos límites, el Gobierno, a través del Ministerio de Cultura, revisará las compensaciones y distribuciones por cada tipo de aparato, con el fin de ajustarlas.

Las asociaciones de consumidores han criticado duramente este gravamen por injusto e indiscriminado. La Asociación de Internautas va más allá y afirma que la recaudación superará los 225 millones, mucho más del límite establecido.