Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Quiere el PP eliminar el derecho a la copia privada?

Esta es la duda que sembró el PSOE en un debate frente al PP en el que se cuestionó el canon digital

Esta es la duda que sembró David Cierco, director general para la Sociedad de la Información, durante el debate con José Ignacio Echániz, secretario de Nueva Tecnología del PP durante el encuentro Thrusday, celebrado pasado jueves 31 de enero en Madrid.

Este debate pretendía mostrar las distintas propuestas de PP y PSOE para el impulso de la Sociedad de la Información para la próxima legislatura, pero se centró más en los logros o despropósitos tecnológicos, según los puntos de vistas, de los últimos cuatro años. Los contrincantes se mostraron firmes, entrecruzaron duras acusaciones pero mantuvieron un tono dialogante, aunque Etxániz sólo viese fracasos donde Cierco señalaba grandes avances.

El momento más tenso llegó con el famoso canon digital, la tasa que se va a aplicar a todos los dispositivos que tengan capacidad de almacenamiento o de reproducción para compensar a los autores por el derecho a la copia privada que tienen los ciudadanos Etxániz criticó categóricamente esta medida, que calificó de "injusta", "indiscriminada", "preventiva" y "anacrónica" . "Es una medida que perjudica a todos: al usuario que va a pagar más, a la industria pues le resta competitividad y frena nuevos modelos de negocio, y a los titulares de los derechos que no cobrarán de manera desigual les enfrenta con sus propios fans", criticó Echániz.

Cierco fue directo a la yugular: "Lo que pasa es que el PP quiere eliminar la copia privada", acusó el representante de Industria, en una reacción que encaja muy bien con el principio de que la mejor defensa es un ataque. "De los 27 países europeos, sólo hay dos que no tienen canon y son precisamente los que no contemplan el derecho a la copia privada, y por lo tanto no tienen que compensar a los autores"

El representante del PP no supo reaccionar con demasiada fuerza. "No tenemos ningún interés en retirar la copia privada", señalo después de una breve divagación. "Sólo decimos que el gobierno está en un callejón sin salida. Ha sido incapaz de buscar modelos alternativos para proteger la propiedad intelectual. Y en este sentido, tenemos mucho que aprender del modelo anglosajón".

"Pues eso, un modelo en el que no hay compensación, porque no hay copia privada", le espetó Cierco, quien no se cansó de repetir que los países como Reino Unido y Estados Unidos son los más celosos con los copyrights y menos abiertos a nuevos modelos de gestión de derechos.

Nuevos modelos al estilo sajón

Un momento tenso en el que Echániz llegó a negar que en estos países no hubiese copia privada. En cualquier caso, el representante del PP subrayó que su partido no está de acuerdo con el canon y que su propuesta pasa por la creación de una Agencia de la Propiedad Intelectual (votada en contra por el PSOE) que arbitre entre la partes y estudie "nuevos sistemas anticopia y de monitorización de las obras" para lograr una remuneración por los derechos de autor más justa.

Echániz subrayó que el propio gobierno se encuentra incómodo con el canon digital. "La orden ministerial debería estar aprobada a principios de este año, pero verás cómo no lo aprueban hasta después de las elecciones del 9 de marzo", aseguró Etxániz, quien auguró que el canon tendrá los días contados.

Cierco, quien dijo que tampoco iba a defender el canon digital, reconoció que el futuro del canon es dudoso ya que la propia Europa está pensando en nuevos formas de remuneración por la copia privada y tendrá una nueva lectura con la creación en 2010 del mercado único para los contenidos de toda Europa.