Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los españoles pagan un 32% de más al mes en su factura de móvil por usar planes inadecuados

Si los usuarios utilizasen las tarifas adecuadas podrían ahorrar una media de 190 euros al año

Los españoles gastan de más en su factura de móvil y no son conscientes de ello. Así lo asegura un informe elaborado por doctorSIM, compañía española especializada en ahorro de móvil, que analiza el consumo de los usuarios en relación con los planes de precios contratados con las diferentes compañías operadoras del mercado. Según los datos obtenidos, en España se paga un 32% de más en la factura mensual debido a la mala elección de las tarifas.

En estos momentos, sólo el 37% de los usuarios está disfrutando en España del plan de precios más idóneo, de manera que más de 30 millones de clientes están dejando de ahorrar en su factura mensual. En caso de contar con la tarifa adecuada, sería posible ahorrar una media de 190 euros al año, cantidad que se elevaría hasta los 285 euros para perfiles profesionales.

El volumen de gasto y el margen estimado de ahorro no son los mismos entre los clientes de las distintas compañías. De hecho, entre las tres operadoras dominantes en España existen desequilibrios no sólo en cuanto a cuota de mercado, sino también en la forma en que se distribuye el margen de ahorro.

Movistar destaca como la operadora con la que es posible ahorrar más si se escogiera el plan de precios y de ahorro de una forma adecuada y se vigilara mes a mes el gasto de móvil. Los clientes de la primera firma del país podrían ver reducidas sus facturas hasta en un 35%. El segundo puesto lo ocupa Orange, con un margen de ahorro del 32% como promedio mensual. Vodafone tampoco da excesivos motivos de satisfacción a sus usuarios, que podrían reducir su consumo al mes en un 28%.

¿Dónde está el ahorro?

El análisis realizado por doctorSIM en torno a los consumos mensuales de móvil demuestra que buena parte del exceso de gasto se encuentra, en primer lugar, en la elección de planes básicos y de ahorro inadecuados, es decir, las características de los planes que el cliente contrato al darse de alta inicialmente, ya no encajan con los hábitos de su consumo actual. A lo anterior le siguen los cobros por servicios mínimos que el cliente rara vez cumple y que, sin embargo, se cobran. En la mayoría de los planes, se establece un gasto mínimo mensual, pero la realidad demuestra que lo habitual es no alcanzar ese límite, de manera que se termina pagando a la operadora por un volumen de servicio que no se consume.

También constituyen un factor notable en la facturación inadecuada los bonos y las promociones que no se disfrutan plenamente e incluso que no se llegan a utilizar. Lo mismo sucede con las promociones de temporada: a su conclusión, muchos usuarios que las disfrutaban no se percatan de que las tarifas cambian de manera radical por otras nuevas que suelen ser mucho más elevadas que las anteriores.

En lo que respecta a los servicios que mayor margen de ahorro permiten, los de voz y envío de mensajes cortos SMS, que son los más populares, se sitúan en las primeras posiciones. El tráfico de datos a través de internet representa la tercera oportunidad más destacada de ahorro, en tanto que las llamadas internacionales ocupan el cuarto puesto en este particular ranking de lo que doctorSIM denomina no-ahorro.

Una problemática creciente

Uno de los ejemplos más habituales de no-ahorro lo constituyen las promociones de temporada que las operadoras presentan en fechas específicas, como Navidad y verano. Otro caso frecuente que doctorSIM ha detectado entre sus clientes es el de quien está acostumbrado a pagar una cantidad más o menos constante en su factura mensual y desconoce qué parte de ella está consumiendo realmente.

Por último, y como elemento agravante de esta creciente problemática, las operadoras efectúan continuos e imprevistos cambios en sus planes de precios y tarifas que rara vez llegan a oídos de los usuarios. La consecuencia más directa de esta situación es que lo que ayer era válido para el bolsillo del consumidor deja de serlo hoy.

"En los últimos meses se han modificado multitud de planes básicos y de ahorro. Encontrar la combinación que más se ajusta a nuestro perfil de consumo se ha convertido en una misión imposible", explica Hugo Meana, director general de doctorSIM. "El trabajo de comparar unos y otros planes supone una dificultad enorme para el consumidor, que termina por realizar un consumo excesivo del que no es plenamente consciente. No puede renunciar a los servicios que utiliza, pero sí puede mejorar lo que paga por ellos", concluye.