Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Descargar la batería del móvil antes de cargarla? ¡No!

La actualización de los dispositivos va en ocasiones por delante de los propios libros de instrucciones con los que se distribuyen

¿Es cierto que hay que dejar que la batería del móvil se descargue completamente antes de recargarla? ¿Usar el portátil mientras lo recargamos puede reducir la vida útil de su batería? ¿Cuál es, realmente, esa vida útil?

Lo razonable es pensar que las instrucciones que acompañan a nuestro nuevo y flamante dispositivo sean correctas… Y no siempre es así. O al menos eso denuncia el autor de 'El francotirador', un blog de tecnología. "Me pasó cuando compré el teléfono y me hizo gracia. Ya no lo fue tanto cuando se repitió con la Palm pero, cuando además sucedió con el notebook [ordenador portátil]… definitivamente comencé a preocuparme".

En primer lugar, hay que comprobar con qué tipo de batería funciona el dispositivo. Prácticamente todos los nuevos productos utilizan baterías Litio-Ion (Li-Ion) y, si esto es así, hay que poner en cuarentena las indicaciones del libro de instrucciones que le acompaña: "Al parecer, hoy es común que los vendedores ofrezcan a sus clientes indicaciones anacrónicas respecto a cómo deben usar las baterías de sus dispositivos. No los culpo: la tecnología avanza más rápido de lo que uno logra actualizarse", asegura en su blog Christian F. Leal Reyes.

Si la batería, efectivamente, es de litio-Ion (no de Níquel-Metal o Níquel-Cadmio) hay que saber que, en contra de la creencia popular, no es necesario realizar una primera carga de 10 ó 12 horas, como sí ocurre con otro tipo de baterías. Tampoco es cierto que, antes de alcanzar el grado máximo de rendimiento sea necesario pasar varios ciclos de carga/descarga.

Otra de las leyendas asegura que es conveniente agotar la batería antes de recargarla. "Absolutamente NO. Esta es una de las confusiones más comunes legadas por el 'efecto memoria' que sufrían las baterías de Níquel-Cadmio y, en menor medida, las Níquel-Metal", asegura Leal Reyes, y añade: "La composición de las baterías de Litio-Ion hace preferibles las descargas parciales a una completa". Incluso, va más allá: "Si es sometida con frecuencia a pérdidas totales de energía, sus circuitos pueden asumir un desperfecto que activará n mecanismo de bloqueo". Esto no es lo que nos habían contado.

Hay una excepción a esta última regla. Las baterías de dispositivos grandes, como ordenadores portátiles, sí precisan de una descarga completa cada 30 ciclos.

Portátiles y PDA

¿Es perjudicial para la batería de un portátil trabajar siempre conectado a la corriente? La respuesta de Leal Reyes es clara: es altamente perjudicial. "El calor actúa disminuyendo la resistencia de la batería, por lo que su capacidad para retener electricidad será cada vez menor. A su vez, mantener la computadora conectada a la corriente estando en uso le genera un 'estrés' constante, debido a que la fuerza a conservar un 100% de su carga".

Lo más aconsejable es retirar la batería cuando el portátil actúa de sustitutivo de un PC de sobremesa. Sin embargo, hay que tener cuidado porque, al quedar abierto su compartimente, el ordenador podría coger mucho polvo.

Finalmente, un último consejo. Algunas PDA y móviles ofrecen la posibilidad de recargarse a través del USB. Sin embargo, tal y como informa la propia página de Palm, "debe preferirse el uso del cargador pues provee siempre el amperaje correcto. El puerto USB de algunos computadores - en especial los portátiles - no siempre mantendrán los 500mA requeridos, por lo que tomará hasta tres veces más completar la carga".