Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ordenador de 100 dólares cuesta 175 y puede usar Windows

El principal impulsor de esta iniciativa en favor de niños de países pobres dice que el proyecto vive su momento más crítico

El fundador del proyecto que pretende un ordenador que se pueda vender por 100 dólares, permitiendo así el acceso de niños pobres a la tecnología, ha revelado que por ahora los costes sólo se han logrado ajustar hasta un precio final de 175 dólares, y que en lugar de funcionar con un sistema operativo libre desarrollado específicamente para él, podrá instalar Windows. Nicholas Negroponte, ex director del laboratorio de Medios del Massachusetts Institute of Technology y principar impulsor del proyecto One Laptop Per Child (Un portátil por niño), reconoce que la iniciativa vive sus momentos más críticos.

Al menos siete países se han mostrado interesadas en los pequeños ordenadores verdes que ha creado OLPC: Argentina, Uruguay, Brasil, Pakistán, Tailandia, Nigeria y Libia. Pero se desconoce por el momento si alguno de ellos ha puesto ya dinero sobre la mesa, y el proyecto necesita al menos tres millones de dólares para que los PCs baratos, llamados XO, puedan empezar a fabricarse y distribuirse. Negroponte, en todo caso, no se deja vencer por el pesimismo, y ha señalado que la producción podría iniciarse en octubre, además de anunciar que Perú y Rusia se han interesado por la iniciativa.

El XO será fabricado por Quanta Computer, líder en el negocio de ensamblar ordenadores portátiles que ha aceptado quedarse con un beneficio por máquina que no supera los 3 dólares, bastante menos de lo que obtiene vendiendo ordenadores tradicionales, según Negroponte. Aún así, el XO cuesta actualmente 175 dólares, bastante por encima del precio de 100 dólares promocionado desde el inicio del proyecto OLPC.

El equipo de Negroponte siempre ha insistido en que la cifra de 100 dólares es un objetivo a alcanzar a largo plazo, y recientemente había hecho público que en el lanzamiento podría costar unos 150 dólares. Las previsiones de los impulsores de esta iniciativa dicen que el precio podrá rebajarse luego un 25% cada año.

Pero el XO tiene, incluso a 175 dólares, un precio mucho más bajo que el que ofrece cualquier ordenador del mercado actual. Una de las razones fundamentales de la rebaja es que no utiliza software propietario sino una versión del sistema operativo Linux desarrollado partiendo de la distribución que realiza la empresa Red Hat.

Eso no significa que el XO se cierre a otro software. Negroponte ha desvelado que los desarrolladores del ordenador han estado trabajando con Microsoft para que pueda utilizar una versión de Windows que costará 3 dólares y que fue anunciada por Bill Gates la semana pasada.