Lulu.com, la web en la que los usuarios pueden editar sus propios libros, alcanza el millón de pedidos

La editorial virtual crece en número de autores y ventas, pero no consigue que los consumidores castellano-parlantes se interesen por su catálogo

Un calendario fotográfico, editado por el propietario de un foro para amantes del Toyota Celica en Estados Unidos, se convirtió a principios de febrero en el pedido número un millón de los que ha atendido hasta la fecha Lulu.com, una editorial on-line que permite a cualquier autor convertirse en editor de sus propios libros, discos, e incluso películas, y venderlos directamente a través de Internet.

El calendario, obra de un ciudadano estadounidense, Michael Malloy, fue el objeto número un millón de los vendidos por esta central de publicaciones, que permite que cualquiera dé salida a sus aspiraciones artísticas -o comerciales- por un precio muy bajo, gracias a que el mínimo de ejemplares que se deben encargar por primera vez es muy bajo, y a que el precio del producto para el consumidor, descontado lo que se queda su autor, compite perfectamente con el de los distribuidos por los canales convencionales.

Will Parker, otro estadounidense, fue el encargado de la compra millonaria, que de todas maneras no tiene más premio que la satisfacción de ver plasmado en el papel el trabajo conjunto de muchos compañeros a los que sólo conoce a través de la Red.

"Internet ha permitido poner en contacto a aquellas personas que están interesadas en productos e ideas muy específicos", explica Bryan McWilliams, de Lulu.com. Así, añade, "no sólo se fomenta un sentido de comunidad más allá de las barreras geográficas o sociales, sino que también se crea un nuevo tipo de economía al permitir que todos aquellos que crean contenidos digitales puedan convertirlos en negocios rentables".

Con ese gancho, el de poner en contacto a personas con intereses comunes que sin embargo están demasiado separadas entre sí como para formar un mercado homogéneo, en el que se pueda hacer publicidad, distribuir y por tanto vender, Lulu.com descarga en el usuario la tarea de editar su propio libro, pero le da una posibilidad única, además de imprimir su libro o grabar su disco. La de utilizar directamente su tienda on-line.

Un mercado que habla inglés, de momento

Internet no sólo ha permitido el éxito de compañías basadas en este modelo, sino que ofrece la posibilidad de poner en contacto a personas con intereses comunes y ha dado el poder a los consumidores. Pese al éxito en las comunidades de habla inglesa, las publicaciones de Lulu.com todavía no han hecho una gran entrada en el mercado español, aunque son varios los títulos en castellano que alcanzan cierto renombre entre el extenso, y siempre creciente, catálogo de Lulu.

Buena muestra de ello puede ser el libro titulado "DOÑA TILDE-Acentuación ortográfica del español", el número uno en ventas entre los editados en castellano en esta web, que es obra de una profesora puertorriqueña llamada Luz Algarín. El éxito de este best seller de tapa blanda y 20 dólares, que ocupa el número 415 en el ránking mundial de la editorial, se explica fácilmente si se atiende a las palabras claves usadas para indexarlo: Spanish, european, Literature, languages. Muchos de los consumidores de productos Lulu quieren aprender castellano.

Bob Young, fundador de Lulu.com, rodeado por libros editados en la web de auto-publicación
Bob Young, fundador de Lulu.com, rodeado por libros editados en la web de auto-publicación

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50