Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La lucha contra la censura llega a las juntas de accionistas

Un fondo de pensiones con casi 400 millones de dólares invertidos los gigantes de Internet les exigen que no colaboren con los estados que limitan el uso de la Red

Las empresas de Internet que operan en países que no respetan la libertad de expresión no sólo reciben presión de los grandes grupos de derechos. Algunos de sus accionistas también se movilizan para impedir que compañías como Yahoo! o Google colaboren con la censura. Los últimos en hacerlo han sido los miembros del fondo de inversiones de los pensionistas de la ciudad de Nueva York, propietario de miles de acciones de los dos gigantes de Internet, a los que exige un comportamiento responsable en China y otros 12 países que según Reporteros Sin Fronteras censuran y vigilan Internet.

Desde hace tiempo esta organización viene solicitando a los miembros de fondos de inversiones que se posicionen en la lucha por la libertad de prensa, de expresión e información. En 2005 esta petición ya logró movilizar a 30 inversores que firmaron una declaración insistiendo en la responsabilidad social de las empresas del sector tecnológico. En noviembre del mismo año una resolución presentada a los accionistas de Cisco y que pedía que la empresa informara sobre sus actividades en países represivos logró el apoyo del 29% de los propietarios de títulos.

Pero la declaración aprobada por los miembros del fondo de inversiones de Nueva York, que entre otras cosas gestiona las pensiones de los habitantes de la ciudad, no tiene precedentes. El fondo es propietario de 687.244 acciones de Google (por un importe total de 276.203.364 dólares) y de 4.372.277 acciones de Yahoo! (por un importe total de 110.531.277 dólares), por lo que su poder de presión es de consideración.

“Se están multiplicando las iniciativas de inversores privados, y de fondos de inversiones, para obligar a que las empresas del sector de Internet respeten algunos principios éticos, cuando operen en países represivos. El compromiso adquirido por el fondo de pensiones de la ciudad de Nueva York es una excelente noticia, porque se trata de un inversor que tiene peso económico y simbólico, a la vez", ha declarado Reporteros sin Fronteras.

Compañías como Google, Yahoo! o Cisco han sido criticadas por hacer negocios en países incluidos en la lista de RSF de los estados que censuran Internet, vigilan la actividad de sus habitantes en la red, o castigan a los ciudadanos que expresan ideas diferentes a las oficiales a través de la tecnología.

Los portales se excusan afirmando que es mejor estar en estos países de forma limitada (algunos términos considerados problemáticos no aparecen en los resultados del buscador, por ejemplo) que no estar presente, pues de ese modo contribuyen a una mayor apertura. Por su parte, las empresas que venden tecnología que permite filtrar el tráfico hacia páginas no deseadas por los Gobiernos censores afirman que la tecnología que venden es neutra, y que es responsabilidad de los estados utilizarla adecuadamente.

Son explicaciones que en todo caso no convencen a los activistas, que siguen pidiendo acciones de presión. La resolución aprobada por el fondo de pensiones de Nueva York, que ha sido enviada a los accionistas de Yahoo! y Google, define una serie de principios que deben respetarse, en particular cuando ejercen su actividad en los trece países mencionados en la lista de “enemigos de Internet” publicada en noviembre por Reportero sin Fronteras.

Por otra parte, recuerda que las empresas norteamericanas del sector de las nuevas tecnologías “tienen que respetar imperativamente los principios definidos por la Declaración Universal de los Derechos Humanos”, y hace referencia al artículo 19 de la misma, que se refiere a la libertad de expresión.Reporteros sin Fronteras ha hecho ya un llamamiento "a todos los accionista de Yahoo! y Google, lo mismo a los particulares que a las sociedades de gestión para que, en las próximas asambleas generales de ambas empresas, voten a favor de esa resolución”.