Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Necrológica:

Cosas de Jaime

Jaime de Yraolagoitia, uno de los fundadores del portal Terra

Jaime de Yraolagoitia Robledo, 41 años, falleció en Madrid el 28 de julio de 2006 después de 3 años de lucha contra el cáncer. Licenciado en filosofía, reconocido escritor de libros de tecnología fue uno de los fundadores del Portal Terra. Actualmente era vicepresidente de la compañía y Director de Estrategia.

Antonio Vega. El sitio de mi recreo. Play. Para escribir estas líneas sobre Jaime nada mejor que poner su música. La de ese concierto que vivimos juntos en el Conde Duque hace un año. Jaime de Yraolagoitia Robledo, era así. Le gustaban los de su casta. Los de su quinta. Los que vivieron míticas noches en El Penta durante la movida madrileña de Tierno ¿Por qué los genios tienen ese algo de mundanos que terminan todos juntos?

La tarde del concierto de Antonio Vega quedamos antes para tomarnos unos botellines fríos, muy fríos. Llevaba entonces ya dos años luchando contra un cáncer que le cambiaría la vida para siempre. Pero hacía una vida normal. Trabajaba doce horas al día para sacar adelante a su tercer hijo, el portal de Internet Terra. Al fin y al cabo él había sido uno de sus fundadores a finales de 1999. Enviaba correos al presidente, al becario y a los proveedores a horas inexplicables recomendando, aportando ideas, advirtiendo de problemas… Lo importante era estar ahí, aportando. Así estuvo hasta hace semana. Alguno aún se encontrará correos de Jaime a su vuelta de vacaciones con recomendaciones.

Recordaré toda mi vida el día que me llamó desde el coche para decirme lo que minutos antes le había dicho el médico. Le temblaba la voz. "¿Juanjo, me puedes hacer un favor?" Claro, respondí. "No fumes más. Por favor déjalo. Me acaban de diagnosticar un cáncer de pulmón. Después te llamo". Ese era Jaime. Llamaba para protegerme del peligro. Lo importante en ese momento era yo. Al igual que lo fueron todos sus amigos porque todos dejaron de fumar.

Jaime estudió Filosofía. Un día se puso delante de un ordenador y descubrió la lógica encarnada dentro de una máquina y se enamoró del invento. Hizo un master en el que acabó dando clases aún siendo alumno matriculado. Después comenzó a escribir artículos sobre informática en PC World, revista líder en España de esta temática. Luego vinieron los best seller de la tecnología, sus libros sobre sistemas operativos: Windows, Ms-Dos… que aún hoy se recomiendan en las facultades de Informática. Y al final pegó un salto mortal: "dejé mi casa, me quité las zapatillas y me fui a trabajar a una empresa normal", gustaba comentar. Había decidido participar en la creación del Portal del Grupo Telefónica, Terra.

Casado con Cristina. Decía que lo mejor que le había pasado en la vida había sido tener a sus dos pequeños, Javier y Jorge; haber conocido a Cris y haber vivido el doblete del Atlético, en cuyo campo, por cierto, ha querido quedarse para siempre.

Hace unos días comentaba con Mónica, Julián, los Repe, Ángel y otros amigos de siempre de Jaime, en un acto de evasión después de las tensiones de esos días, como sería su entrada al cielo. Un tipo con el pelo rizado, pantalones vaqueros Levi's, polo de color azul celeste, delgado como el bastón de un ciego, con una bolsa de ordenador en un mano y el Marca en la otra llamaría a la puerta de cielo. Se asomaría con miedo y diría: hola buenas, soy Jaime, ¿Cómo estamos? ¿Tú tienes que ser Pedro, no? ¿Tenéis wifi aquí? Que San Pedro se prepare porque le hemos mandado a un genio incansable.