Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La segunda versión del juego 'Matanza Cofrade' no será llevada ante los tribunales

El abogado de las organizaciones "no ve conexión" con ninguna hermandad concreta

La aparición en Internet de la segunda versión del videojuego 'Matanza Cofrade' no provocará, al menos por el momento, que las tres hermandades que conforman la acusación particular contra el autor de la primera versión inicien acción legal alguna contra el creador del 'remake', que ha empezado a circular por Internet. El juego ha producido que el servidor de P2P E-mule se haya visto colapsado.

Según recoge el web 'www.artesacro.org', en 'Matanza Cofrade 2' se han suplantado los titulares de las hermandades por aviones, donde el jugador maneja un F-22 Raptor que tiene que luchar contra enemigos camuflados bajo los nombres de 'Nazarenos', 'Juan Pablo II', 'Hermano Mayor', 'Cristoman', 'Obispo', 'Mini Nazareno', 'Super Cristo', 'Procesiones' y la Incognita (???) como ser supremo que controla a los supuestos cofrades.

El abogado que representa a las citadas hermandades en el caso abierto contra el profesor informático utrerano que creó 'Matanza Cofrade' -aún pendiente del auto de apertura de juicio oral tras concluirse la instrucción-, Javier Fernández Palacios, ha explicado que este nuevo videojuego es "un tema autónomo", cuyo autor ha tenido "mucho cuidado" en no dañar la propiedad industrial y no tomar como referencia alguna hermandad concreta.

Por ello, ha explicado a Europa Press que no van a "hacer nada", a expensas de que San Bernardo, Gran Poder o Macarena "quieran" emprender acciones legales contra esta versión, aunque el letrado observa que "no hay conexión con el caso anterior".

De cualquier forma, Fernández Palacios ha estimado que la "maquinaria judicial" se pondría en marcha con la denuncia formal de "cualquier persona que se sienta perjudicada o dañada" por la aparición de 'Matanza Cofrade 2', cuyo autor responde al nombre de Daraku Tenshi, en honor al creador de videojuegos asiático, quien incluso pidió consejo en el foro del web 'fenix.divsite.net' antes de crearlo, según se recoge en 'artesacro.org, concluyendo en ese foro que "la única iglesia que ilumina es la que arde".

"Dar cancha"

El letrado ha indicado que la sentencia de la Audiencia de Sevilla que absolvió antes del verano al joven D.T.H. de ofender los sentimientos religiosos con un artículo sobre la Esperanza de Triana junto a imágenes obscenas ha provocado que cualquiera quiera "hacerse notar" con este tipo de publicaciones y a los que no se les debe de "dar cancha".

En este sentido, aboga por que un organismo de mayor alcance que una hermandad, a modo de representante del colectivo, como el Consejo de Cofradías, pueda emprender algún tipo de movimiento de denuncia si se ha sentido ofendido, ya que 'Matanza Cofrade 2', que se ambienta en la Semana Santa de 2005, no utiliza imágenes de ninguna de las hermandades que se encuentran personadas por el primer caso ni ninguna otra conocida.

El citado web recoge unas manifestaciones del autor de esta segunda versión, quien dice que le gustaría mostrar su "protesta a la censura y represión del gobierno español", pareciéndole "increíble que hayan multado y metido en la cárcel a gente por hacer un juego que involucre la religión". Según opina, le ofende "que saquen a la calle horrores tales como un hombre clavado en una cruz de madera, apaleado y sangrando; y que luego me vengan con la censura".

Las referidas hermandades calificaron en julio los hechos que desencadenaron la aparición del videojuego 'Matanza Cofrade' y solicitan para su autor -J.C.C.S., de 32 años-, tal y como pide la Fiscalía hispalense, un año de cárcel y una multa que asciende a los 7.920 euros por delitos contra la propiedad industrial y contra la libertad de conciencia y los sentimientos religiosos.

La juez debe emitir un auto en el que decrete la apertura de juicio oral, y dará traslado de las actuaciones, tras la calificación de las acusaciones, a la defensa del imputado. Previsiblemente, el juzgado pedirá una fianza de cara a las responsabilidades civiles que se deriven del juicio y permitirá que J.C.C.S. continúe en libertad provisional, antes de señalar fecha para la celebración de la vista oral.

El videojuego 'Matanza cofrade' iba a ser distribuido con un disco del grupo musical Narco como una pista interactiva dentro de su álbum 'Registro de penados y rebeldes', y consistía en matar supuestos nazarenos y disparar contra imágenes de las cofradías con una pistola virtual a través de tres fases: 'La cofradía de las tinieblas', 'La reina de los condenados' y 'El hereje'.