Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los 'bloggers' logran protagonismo en la convención del partido demócrata en Boston

35 miembros de esta nueva especie de informadores ofrecen su visión del encuentro en el que Kerry será nombrado candidato

Entre los 15.000 periodistas acreditados para cubrir la convención demócrata de Boston hay 35 informadores especiales. Se trata de un selecto grupo de 'bloggers' que por primera vez han recibido acreditaciones como medios de comunicación para un evento de estas características. Su presencia supone su aceptación definitiva en el reservado mundo de la prensa estadounidense.

La palabra "blog" es una abreviatura de "weblog": "web", sitio de internet, y "log", diario; es decir, que un "weblog" es, en esencia, un diario personal publicado en internet y los "bloggers" son sus autores. Los creadores de estas páginas, los "bloggers", mantienen su web gracias herramientas que permiten una edición sencilla de contenidos, en los que normalmente vierten su personal punto de vista sobre cualquier materia.

El "Bulevar de los bloggers" es una de las zonas de moda del estadio FleetCenter, donde estos días se desarrolla la convención demócrata. Allí se da cita esta nueva especie de informadores que ofrece en Internet su particular versión del encuentro en el que John Kerry ha sido nombrado candidato a la presidencia de EE UU.

Para los "bloggers" incondicionales, este vehículo no necesitaba de la aprobación del Partido Demócrata para demostrar su validez. Adele Stan, uno de los que se encuentra en Boston -aunque sin acreditación para pasar al FleetCenter- lo explicaba con rotundidad: "La grandeza de hacer 'blogs' es que no se necesitan apestosas credenciales. Cualquier cosa que te pasa, cualquier sitio en el que acabes, a quien quieras que te encuentres, eso es de lo que escribes".

"Aparecieron como un enjambre"

Los autores -muchos de los delegados que patrocinando estos particulares diarios son partidarios del ex gobernador de Vermont, Howard Dean- intentan mantener el carácter alternativo de los 'blogs' en la convención. El desafío es mantener ese espíritu "amateur" y no caer en los pecados de los medios "oficiales" de comunicación.

Dave Winer, por ejemplo, escribía en las primeras horas de reunión en su bitácora archive.scripting.com/dir que la convención es "mas aburrida de lo imaginable, así que sólo puede mejorar". Relata que es imposible "entender lo que dicen los oradores, que suena a algo como bla bla bla John Kerry bla bla Kerry Edwards bla bla bla bla John Kerry bla bla bla". "Tengo que conseguir un café helado del Dunkin Donuts para mantenerme despierto. Zzzzz. Bla, bla, K-E-R-R-Y bla, bla, Kerry Edwards, y vosotros. Gracias", relata.

Por su parte, Mathew Gross (mathewgross.com) explica a sus lectores que si todavía no se han quedado "impresionados" con la cobertura de los bloggers es porque resulta imposible acceder "a los teclados", pues todos los periodistas intentan escribir una historia sobre ellos desde el primer día.

Sobre los profesionales de los medios tradicionales hablatambién Tom Burka (tomburka.com), que describe los momentos posteriores a un desayuno que los organizadores de la convención les ofrecieron a él y sus compañeros, en el que los periodistas "aparecieron como un enjambre y se lo comieron todo".

Informar sobre los informadores

La decisión de los demócratas de abrir por primera vez las puertas del FleetCenter a "aficionados" del periodismo como Stephen Yellin, un joven de 16 años de Nueva Jersey que escribe para el popular www.dailykos.com, ha levantado más de una ampolla entre medios de información convencionales. En parte porque, como se lee en www.thetruthlaidbear.com, los medios "puede que no lo sepan todavía, pero los 'bloggers' no están ahí para cubrir la Convención. Están ahí para cubrir a los periodistas".

Eso es lo que hace, de forma descarnada en muchas ocasiones, www.campaigndesk.org, creado por Columbia Journalism Review para analizar la cobertura que los medios de comunicación están dando a la campaña del 2004 y que también ha lanzado sus dardos contra otros "bloggers" colegas. "Es la hora del espectáculo, chicos y chicas. Ahora que habéis tenido vuestro momento en el candelero es el momento de ganar vuestras credenciales. Estamos hablando de 'bloggers' por supuesto", escribió el martes Susan Q. Stranahan. El triunfo ha sido especialmente destacado, sobre todo si se tiene en cuenta que este género prácticamente no existía hace cuatro años.

La vitalidad estas páginas es tan saludable que las principales empresas de comunicación en EEUU se han visto forzadas a crear sus propios "blogs" para satisfacer la creciente demanda de un periodismo distinto, más fresco y menos encorsetado para muchos. Ahí está la agencia de noticias AP, que ha asignado un "blog" a su veterano periodista Walter Mears o la cadena de televisión MSNBC con su "Hardblogger". Hasta la CNN ha creado "Blogwatch" que, como el nombre indica, se dedica a seguir los informes que aparecen en los "bloggers" de la convención.