Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ACCESO A INTERNET

El precio del ADSL no ha variado en España desde que se lanzó en 1999

La Asociación de Usuarios de Internet achaca los precios a que el sistema de competencia no funciona

A pesar del incremento en la demanda del ADSL, el precio de esta conexión ronda los 40 € + IVA, que es lo mismo que valía cuando, a finales de 1999, se introdujo en España. Mientras que para la Asociación de Usuarios de Internet esto se debe a que el sistema de competencia no funciona, para Telefónica, que es la dueña de la red y actúa de mayorista y de minorista, los elevados precios del ADSL se deben a la intervención del Gobierno y a las fuertes inversiones que necesita esta tecnología.

Desde 1999, en que se produjo la explosión de Internet en España, el número de usuarios de la Red no ha parado de crecer. Datos como los ofrecidos por el informe Anual del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) de 2001 sobre la "evolución de la distribución de usuarios por servicios de Internet", muestran como el acceso ADSL individual a Internet ha pasado de 672 usuarios en el año 1999, a 391.304 en 2001. A pesar de esta circunstancia, no se ha producido la lógica disminución del coste en los accesos de alta capacidad que cabría esperar como consecuencia del aumento de la demanda y la mayor competencia entre operadoras. De hecho, las únicas ofertas lanzadas apuntan a conceptos extra como eliminar la cuota de conexión y regalar el módem.

El responsable de marketing de la asesoría de telecomunicaciones online Teltarifas, Álvaro Garat, especifica que "el principal inconveniente del ADSL es el precio, que no ha variado desde que se lanzó la primera conexión con este sistema a finales de 1999". El valor medio establecido por los proveedores de servicios de Internet (ISP) ronda los 40 € + IVA por una conexión básica (128/256 Kbps), lo que a juicio de Garat "lo convierte en un artículo de lujo, e Internet es una necesidad como otra cualquiera".

Este fenómeno, según el presidente de la Asociación de Usuarios de Internet (AUI), Miguel Pérez Subías, se debe a que "el modelo de competencia no funciona, ya que se compite sobre la base de un proveedor único". Lo cierto es que en la actualidad, y según datos de la CMT, más del 80 % de los usuarios de ADSL (81,96 %) se distribuyen entre cinco proveedores de servicios de Internet (ISP) que, a su vez, trabajan sobre una plataforma gestionada por Telefónica, que actúa a la vez de mayorista y de minorista. De esta forma, el modelo actual presenta complicaciones para "dejar que el mercado haga lo que tenga que hacer", propuesta que, según Alvaro Garat, ha lanzado el Gobierno ante el clamor de asociaciones como la de Internautas, que demandan "un precio en torno a 24 € + IVA al mes para el ADSL".

En cualquier caso, y como puntualiza Garat, en ADSL "no son todo malas noticias, ya que el ministro de Ciencia y Tecnología, Josep Piqué, ha prometido reducir las tarifas en un 10 % en los próximos meses", lo que en opinión de Pérez Subías, se conseguirá "absorbiendo el margen comercial de los propios ISP".

Poco margen

"España es el único país de la UE donde la administración fija el precio del ADSL para el usuario", explican fuentes de Telefónica, "Y esta situación limita la capacidad de la empresa para elaborar ofertas más competitivas".

La CMT establece las tarifas de ADSL por medio de la Oferta del Bucle de Abonado, e impone ciertas restricciones a la compañía de César Alierta para que su posición de dominio sobre el bucle de abonado (el último tramo de red que llega hasta las casas de los usuarios) no perjudique a la competencia. El precio impuesto por la CMT es de 39,07€ por un ADSL básico, del que Telefónica se lleva 22,6€.

Frente a esta situación, la operadora defiende la "no regulación de los mercados emergentes, de los negocios que han nacido en competencia, precisamente para fomentar su desarrollo", y justifica los precios del ADSL en las elevadas inversiones que requiere el despliegue de esta tecnología.

Una postura distinta es la del presidente de AUI, Miguel Pérez Subías, quien defiende la promoción del ADSL en el ámbito doméstico mediante oferta de precios "que se puedan pagar" y que "no superen los 18 €, ya que el usuario particular no supera de media las once horas de navegación al mes".

Las alternativas al ADSL

"El ADSL sigue orientando su oferta al mundo empresarial". Con estas palabras describe Pérez Subías la actual situación de una conexión "cuyo coste, en el ámbito corporativo, es bajo en relación con el beneficio", pero que "aún no justifica la relación coste-beneficio para los particulares". En cualquier caso, la evolución de las telecomunicaciones ha abierto un abanico de posibilidades que pueden adaptarse, en mayor o menor medida, a las distintas necesidades de cada usuario: Así, existe todavía el acceso a Internet mediante la línea telefónica (RTB), que se caracteriza básicamente por su fácil instalación y por la lentitud de transmisión de datos (56 Kbps). Su precio ronda los 17,5 €, aunque según Álvaro Garat, "se espera que la oferta mejore considerablemente en coste debido a la competencia entre ISPs", pero esta mejoría no se producirá en la calidad, ya que esta tecnología ha tocado techo. Junto con el ADSL, compite por la banda ancha el cable, que si bien resulta competitivo por su velocidad de transmisión, "su instalación resulta muy costosa" - declara Garat - , lo que unido a "la capacidad a medio plazo del ADSL de servir televisión y demás servicios hasta ahora exclusivos del cable", invita a pensar que "el ADSL se comerá este mercado".

Más información