Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

¿Entrará Nicaragua en una deriva autoritaria?

Daniel Ortega ha sido investido por tercera vez como presidente de Nicaragua -la segunda consecutiva- esta vez cuestionado por haber violado la Constitución para repetir mandato y tras haber arrasado en unas elecciones plagadas de irregularidades, según observadores locales e internacionales. La elección de la vieja Plaza de la Revolución, símbolo del sandinisno, es clave, ya que para Ortega la revolución de 1979 aún continúa vigente. ¿Qué queda de aquella revolución? ¿Qué se espera de un presidente que acumula más poder que ningún otro mandatario en la historia de Nicaragua?