Cuando las analíticas no lo revelan todo

Síntomas como el dolor, el insomnio o la apatía, en apariencia ajenos, están muchas veces ligados a la evolución de enfermedades crónicas o a sus pautas de medicación sin que el paciente lo sepa. Reconocerlos y una comunicación fluida entre el profesional sanitario y el enfermo es vital

Cuando el VIH no entiende de género

El 15,4% de los nuevos diagnósticos por este virus se dan entre mujeres. Razones tan dispares como la falsa sensación de ser una infección propia de hombres homosexuales o la violencia de género colaboran en una realidad muy desconocida

Salud mental y VIH, un delicado equilibrio

Ansiedad, depresión, insomnio… Gestionar cualquier trastorno psicológico derivado del VIH es imprescindible para frenarlo. El primer diagnóstico supone el inicio de un largo viaje anímico cuya carga emocional los especialistas equiparan ya en importancia a la carga viral

Así es la estrategia que evita que el VIH se haga resistente

El coronavirus no es el virus más peligroso para el ser humano. La medicina ha conseguido que otros mucho más resistentes, mutables y escurridizos como el VIH se mantengan bajo control. Entender las claves de este éxito (y el porqué de sus fracasos) es fundamental para hacerlas extensibles a otras afecciones víricas

El VIH en la tercera edad

La mitad de las personas con este virus en España tiene ya más de 50 años y muchas de ellas sufren más patologías asociadas a la vejez que la población en general. Clínicamente, el reto está en evitar que se conviertan en ancianos prematuros; socialmente, en otorgar un verdadero enfoque holístico a su atención física y psicológica

‘Chemsex’: radiografía de un problema de salud pública

A las consecuencias clínicas de las fiestas que mezclan sexo y drogas (mayor riesgo de transmisión de VIH y otras ITS o graves efectos en la salud psíquica) se unen otras más invisibles enraizadas en un entramado de problemas emocionales, de aceptación y de autodestrucción

La calidad de vida, próxima conquista en la lucha contra el VIH

Con la eficacia clínica en máximos, la mejora del día a día de las personas con este virus es el gran reto médico a futuro. Socialmente hay otro: evitar que la simplificación de la terapia, fruto de la innovación científica, banalice la infección

El diagnóstico tardío, el (viejo) gran problema para neutralizar el VIH

Casi la mitad de los pacientes seropositivos en España son diagnosticados cuando el virus lleva meses e incluso años atacando su sistema inmunológico. La falta de concienciación social, el miedo al estigma y una educación sexual deficiente frenan a estas personas a hacerse la prueba, lo que deriva, en el caso de tener la enfermedad, a una peor calidad de vida a largo plazo