_
_
_
_
_

Pedro Sánchez, sobre el informe de los abusos en la Iglesia: “Hoy nuestro país es un poco mejor”

El presidente resalta que el trabajo del Defensor arroja luz sobre “una realidad que todo el mundo sabía, pero de la que nadie hablaba”

Rueda de prensa de Pedro Sánchez en Bruselas tras la reunión del Consejo Europeo. Foto: OLIVIER HOSLET (EFE) | Vídeo: EPV
El País Agencias
Madrid -

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, se ha referido al informe del Defensor del Pueblo sobre víctimas de abusos en la Iglesia en una comparecencia de prensa en Bruselas. “Hoy nuestro país es un poco mejor”, ha destacado. Sánchez ha resaltado que el trabajo del Defensor arroja luz sobre “una realidad que todo el mundo sabía, pero de la que nadie hablaba”.

El presidente ha asegurado que su Ejecutivo va a estudiar ahora las recomendaciones que realiza el departamento de Ángel Gabilondo en su informe, entre las que destacan la creación de un fondo estatal para compensar a las víctimas de los abusos. “Este no es el último día, es el primero”, ha dicho Sánchez en referencia al trabajo que comienza ahora para abordar este problema. Sánchez ha aplaudido el trabajo “respetuoso con las víctimas” que ha llevado a cabo el equipo de Gabilondo. “Hoy nuestra democracia es un poco mejor”, ha remachado el presidente.

No ha sido la única reacción al informe, que se han empezado a suceder en redes sociales por parte de distintos representantes políticos. El portavoz del PSOE en el Congreso, Patxi López, ha acusado a la Iglesia española de minimizar y negar los abusos sexuales ocurridos en su seno. “La Iglesia ha presionado y culpabilizado a las víctimas”, ha escrito López en la red social X (antes Twitter), y ha añadido que el Grupo Socialista va a impulsar “las iniciativas necesarias para corregir los déficits y para impedir que vuelva a suceder”.

En un vídeo en X, López se ha mostrado muy duro con los prelados. “La Iglesia ha minimizado y negado los abusos sexuales ocurridos en su seno. Han presionado y culpabilizado a las víctimas, que han tenido que ocultarse. Muy pocos acusados por abusos han sido juzgados por las autoridades civiles. Debemos corregir sin falta los procedimientos para prevenir, detectar y reaccionar frente a estos abusos a menores. Los socialistas vamos a hacer todo lo posible para que no vuelvan a suceder”.

Tanto la dirección nacional del PP como el grupo parlamentario popular, preguntados por este periódico, han evitado valorar el informe del Defensor. Otros grupos políticos, como Podemos y Más Madrid, sí han criticado la actitud de la organización católica ante estos abusos.

España es el país que cuenta hoy con la estimación oficial más alta de víctimas de pederastia en el clero. Así lo ha revelado el Informe sobre los abusos sexuales en el ámbito de la Iglesia católica y el papel de los poderes públicos presentado este viernes en el Congreso por el defensor del Pueblo, Ángel Gabilondo. Un 1,13% de la población adulta actual, según la encuesta demoscópica que se incluye en el informe, ha sufrido abusos en la esfera religiosa, lo equivalente a unas 440.000 personas.

Las cifras que aporta el informe superan las 330.000 víctimas que calculó Francia en 2021. El Defensor ha contactado con medio millar de víctimas, ha consultado la base de datos de este periódico, los archivos judiciales y los registros facilitados por la propia Iglesia. EL PAÍS emprendió en 2018 una gran investigación sobre la pederastia en el clero que ha dado voz a cientos de víctimas ocultas. En el recuento de EL PAÍS, se contabilizan hasta la fecha de hoy 2.206 víctimas y 1.036 acusados.

Podemos ha abogado hoy por tomar “medidas valientes e inmediatas” para acabar con las agresiones sexuales vinculadas a la Iglesia católica y ha propuesto para ello derogar el concordato con la Santa Sede, eliminar su financiación pública y acabar con los centros educativos religiosos e integrarlos a la red pública. El partido que lidera Ione Belarra ha asegurado que se debe “derogar el actual concordato con la Santa Sede” para “acabar con el actual régimen de privilegios” y denuncia que es “inadmisible que una institución que ha amparado hechos de esta gravedad, ocultándolos y entorpeciendo su investigación, reciba financiación pública y gestione centros escolares”.

”La violencia sexual contra la infancia ha sido una constante en la Iglesia católica, que ha silenciado a víctimas y protegido a agresores”, sostiene el partido de Belarra, que insiste en que “solo con medidas contundentes se podrá poner fin a la mayor red de pedofilia conocida hasta la fecha, que podría afectar a una de cada 100 personas en nuestro país, según los datos conocidos en el día de hoy”. Sobre los centros escolares religiosos, Podemos propone integrarlos en la red pública e insiste en que “una institución que reiteradamente ha ocultado y silenciado abusos sexuales a menores está inhabilitada para gestionar centros escolares”.

Podemos ha lanzado un mensaje en su perfil oficial de X donde también critica a la entidad. “Casi medio millón de personas ha sufrido agresiones sexuales en el entorno religioso. Los abusos no solo se ocultaron durante décadas, sino que la Iglesia facilitó que continuaran y que no hubiera reparación para las víctimas. Hay que acabar ya con esta vergonzosa impunidad”. También ha hablado el portavoz de Podemos, Pablo Fernández: “La investigación del Defensor del Pueblo estima 440.000 víctimas de pederastia en la Iglesia española. Esto no puede quedar impune. Que paguen los miserables pederastas caiga quien caiga. Vergüenza”.

Por su parte, la diputada de Más Madrid Carla Antonelli se ha hecho eco en su cuenta de X de las cifras del informe. “El 1,13% de la población adulta actual, unas 440.000 personas de 38,9 millones de adultos, ha sufrido abusos en el ámbito religioso, según la encuesta a gran escala, la primera de este tipo en este país, que ha realizado el Defensor del Pueblo”.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_