Detenido en Madrid un hombre que dejó agonizar hasta la muerte durante cinco días a su mujer, enferma de esclerosis múltiple

El marido, de 68 años, sobre el que constaban dos denuncias previas, no socorrió ni facilitó la medicación a la esposa, después de que esta sufriera una caída en su casa de Puente de Vallecas

Un agente junto a un vehículo de Policía Nacional, en una imagen de archivo.
Un agente junto a un vehículo de Policía Nacional, en una imagen de archivo.Europa Press

Cinco días. Ese fue el tiempo que permaneció una mujer con esclerosis múltiple tirada en el suelo de su casa, tras una caída, hasta que falleció. Ocurrió la pasada semana en el distrito madrileño de Puente de Vallecas. Durante esos cinco días, su marido, un exmilitar de 68 años, la dejó ahí: no la socorrió, no le dio la medicación que necesitaba, no le dio de comer ni llamó a nadie. Cuando la mujer falleció, el domingo, avisó a los servicios de emergencias, que llegaron al domicilio junto a una patrulla de Policía y encontraron en unas condiciones “lamentables” a la víctima. Él fue detenido “desde el primer momento”, aseguran fuentes cercanas a la investigación, acusado de un delito de omisión del deber de socorro. Sin embargo, tras las primeras investigaciones, esa muerte pasó a ser un caso de violencia de género.

El hombre está ya en prisión provisional, decretada por el Juzgado de Violencia sobre la Mujer que lleva el caso, “imputado por un delito de homicidio en grado de consumación”, explican desde la Delegación del Gobierno en Madrid. Este miércoles, la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género ha confirmado también la naturaleza machista de este crimen, que eleva el número de mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas a 40 en lo que va de año y a 1.173 desde 2003, cuando comenzó el registro oficial.

Aunque en un primer momento el hombre les dijo a los agentes que no le había prestado ayuda por petición de la mujer, unas circunstancias parecidas a las que han ocurrido ahora se dieron ya hace dos años, cuando una de las hijas mayores lo denunció por malos tratos, alegando que no estaba cuidando a su madre.

Fue entonces cuando la mujer se mudó con su hija a Sevilla, donde vive esta última y, desde allí, ella misma interpuso una segunda denuncia, por amenazas. Se le concedió una orden de alejamiento durante seis meses que se desactivó “por finalización del procedimiento”, explican fuentes de la Delegación de Gobierno, que aún no conocen las circunstancias de ese cese de medidas. “El caso está en Viogén [el sistema de seguimiento de las víctimas de violencia machista], inactivo por finalización de medidas, y sin ninguna [medida] de protección”, afirman esas mismas fuentes.

Aún se desconoce cuándo la mujer regresó a Madrid desde Sevilla y volvió a vivir con su marido, pero, en general, no es algo inhabitual en relaciones en las que existe violencia de género. Abogadas, juristas, especialistas de la psicología y otros ámbitos relacionados con la atención y la protección de víctimas, y estudios e investigaciones al respecto, llevan décadas analizando el ciclo de esta violencia, que tiene unas características específicas. De forma muy resumida, los estudios reflejan que en esas dinámicas el agresor crea un vínculo con la víctima basado en el control, la sumisión, la dependencia y el miedo difícil de cortar, y en ellas genera tolerancia a la agresión física y psicológica, lo que se llama indefensión aprendida, y sentimientos de culpa.

El 016 atiende a todas las víctimas de violencia machista las 24 horas del día y en 52 idiomas diferentes, al igual que el correo 016-online@igualdad.gob.es. También se presta atención mediante WhatsApp a través del número 600000016, y los menores pueden dirigirse al teléfono de la Fundación ANAR 900 20 20 10. En una situación de emergencia, se puede llamar al 112 o a los teléfonos de la Policía Nacional (091) y de la Guardia Civil (062), y en caso de ser imposible realizar una llamada, se puede recurrir a la aplicación ALERTCOPS, desde la que se envía una señal de alerta a la Policía con geolocalización.

Sobre la firma

Isabel Valdés

Corresponsal de género de EL PAÍS, antes pasó por Sanidad en Madrid, donde cubrió la pandemia. Está especializada en feminismo y violencia sexual y escribió 'Violadas o muertas', sobre el caso de La Manada y el movimiento feminista. Es licenciada en Periodismo por la Complutense y Máster de Periodismo UAM-EL PAÍS. Su segundo apellido es Aragonés.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS