Nueva York detecta el virus de la polio en las aguas residuales de la ciudad

Las autoridades instan a la población a vacunarse. Casi el 14% de los menores de cinco años residentes en la ciudad no están inmunizados

Una planta de tratamiento de aguas residuales en Brooklyn, Nueva York.
Una planta de tratamiento de aguas residuales en Brooklyn, Nueva York.John Minchillo (AP)

Tres semanas después de confirmarse un caso de poliomelitis en un condado de Nueva York, las autoridades sanitarias de la Gran Manzana han identificado el virus de la polio en las aguas residuales de la ciudad, según han anunciado este viernes, advirtiendo de que el hallazgo “sugiere” que ha habido transmisión local. Por ello, han instado a la población, especialmente a los niños, a vacunarse (se calcula que casi el 14% de los menores de cinco años no están vacunados). El anuncio de este viernes añade presión a un sistema de salud ya tensionado por la emergencia de la viruela del mono, que ha obligado a cerrar buena parte de los centros de vacunación contra la covid para aunar esfuerzos contra la epidemia. El 4 de agosto, EE UU declaró la viruela del mono emergencia de salud pública mientras asumía la escasez de viales y la demora de las autoridades en reaccionar.

Esto se produce después de que el 21 de julio se registrara el primer caso de polio en Estados Unidos desde 2013, en el condado de Rockland, situado a 20 kilómetros al norte de la ciudad de Nueva York, en cuya área metropolitana se engloba. A principios de agosto, las autoridades anunciaron que el virus ya se había detectado en aguas residuales de Rockland un mes antes de registrarse el caso, que correspondía a un varón adulto no vacunado. Tras confirmarse este caso, se detectó también el poliovirus en las aguas de Orange County, al igual que Rockland muy próximo a la ciudad de Nueva York.

“El departamento de Sanidad de la ciudad de Nueva York y el del Estado de Nueva York han identificado el virus de la polio en las aguas residuales de la ciudad, lo que sugiere la transmisión local del virus”, han dicho las autoridades sanitarias de la ciudad en un comunicado. “La polio puede producir parálisis e incluso la muerte. Instamos a los neoyorquinos no vacunados a que se vacunen ahora”.

“Por cada caso de poliomielitis paralítica identificado, cientos más pueden pasar desapercibidos”, ha dicho Mary Bassett, comisionada de salud del estado, en un comunicado. “La detección de poliovirus en muestras de aguas residuales en la ciudad de Nueva York es alarmante, pero no sorprendente”.

Una enfermedad que se creía erradicada

Gracias a las masivas campañas de vacunación de los años cincuenta y sesenta, la enfermedad se consideraba prácticamente erradicada, según los Comités para el Control y la Detección de Enfermedades (CDC, en sus siglas inglesas; agencia de salud federal). No obstante, y como consecuencia de la desinformación propalada por el movimiento antivacunas, la inmunización ha descendido desde 2019 y sólo el 86,2% de los niños entre seis meses y 5 años han recibido las tres dosis de vacunas contra la poliomielitis, según datos oficiales. En algunos barrios de Brooklyn como Williamsburg, feudo en parte de la comunidad ultraortodoxa, donde la mayoría son familias numerosas, la tasa de vacunación no llega al 57%.

La receta contra la polio, una enfermedad invalidante y potencialmente mortal, es, no obstante, sencilla: prevenir, ha subrayado este viernes el comisionado de Salud de la ciudad, Ashwin Vasan. “El riesgo para los neoyorquinos es real, pero la defensa es muy simple: vacunarse contra la polio”, ha dicho Vasan en un comunicado. “Con la poliomielitis circulando en nuestras comunidades, no hay nada más esencial que vacunar a nuestros niños para protegerlos de este virus, y si usted es un adulto no vacunado o vacunado sin la pauta completa, vacúnese ahora”.

El pasado mes de junio también se detectó el virus de la poliomielitis en un número significativo de muestras procedentes de aguas residuales de Londres. Esta misma semana, las autoridades sanitarias británicas han iniciado una campaña urgente de vacunación dirigida a cerca de un millón de niños entre uno y nueve años del área metropolitana de la capital. No ha habido constancia de casos de la enfermedad en el Reino Unido, de hecho no los hay desde 1984. Pero los asesores del Gobierno en materia de inmunización recomendaron extremar la cautela, debido a los relativamente menores niveles de vacunación en las zonas de la capital donde se identificó esta prevalencia inusual del virus.

La Organización Mundial de la Salud impulsó en 1988 una campaña internacional de salud pública con el objetivo erradicar la polio en el año 2000, pero en 2020 se reportaban casos en 34 países, principalmente del África subsahariana y Asia.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS