El Cuco reconoce que mintió y que sí estuvo en el piso donde fue asesinada Marta del Castillo la noche del crimen

Tras admitir el falso testimonio, por el que se le piden entre ocho meses y dos años de prisión, la jueza solo permitirá que testifiquen los padres de la joven sevillana e inadmite la declaración de Carcaño, único condenado por la muerte

Llegada de El Cuco y su madre a los juzgados de Sevilla, este jueves.Foto: PACO PUENTES | Vídeo: EUROPA PRESS

“Estoy de acuerdo con esos hechos, pero no voy a contestar a más preguntas”. Son las únicas palabras que ha pronunciado esta mañana Javier García, El Cuco, en el proceso que lo juzga por falso testimonio en el juicio por el crimen de Marta del Castillo, que se celebró en 2011 y por el que Miguel Carcaño fue condenado a 21 años de prisión como único autor de la muerte de la joven sevillana la noche del 24 de enero de 2009. Una escueta frase, pero que entraña una importante confesión: el primer reconocimiento en 13 años de que el joven estaba en el piso de la calle León XIII cuando murió Marta.

Tanto él como su madre, Rosalía García, se enfrentan a una pena de entre ocho meses y dos años por haber “urdido un plan para engañar” al tribunal, cuando ambos declararon como testigos el 25 de octubre de 2011. Entonces, el Cuco, que en 2009 tenía 15 años, sostuvo que en el momento en que se produjeron los hechos él estaba con otros amigos y que a las 23.30 regresó a su casa y que antes se cruzó con su padre que había bajado a tirar la basura. Su madre aseguró que a la 1.30 de la madrugada su hijo estaba dormido en su cama. De acuerdo con el relato de la Fiscalía, que se les ha leído a los acusados y que ambos han reconocido, “en la tarde noche del 24 de enero de 2009 Javier García sí estuvo en el domicilio sito en la calle León XIII (...) y no es cierto que sobre las 23.30 del referido día se encontrara en las inmediaciones de su domicilio él y Ángel Manuel Romero [pareja de su madre] (...) el señor Romero Cid y Rosalía García estuvieron ese mismo día fuera de su casa en el bar La Portada hasta las 4.30 o 5.00”.

Todo lo que rodea el caso Marta del Castillo genera una gran expectación social y mediática y la titular del Juzgado de lo Penal número 7 que enjuicia el caso, Olga Cecilia Simón, no es ajena. Con todo, ha sido tajante a la hora de aclarar que el fondo del proceso giraba en torno al falso testimonio. “Todo tiene su origen en la muerte de una menor y toda España se tiñó de luto”, ha señalado la jueza. “Esto abre una brecha a otros ámbitos, pero esto solo va de un delito de falso testimonio que ya han reconocido”, ha insistido.

Y en eso ha argumentado su decisión de anular el resto de pruebas testificales solicitadas por la Fiscalía y la acusación particular, entre ellas la de Miguel Carcaño, que ya había sido trasladado a la prisión de Morón de la Frontera (Sevilla) desde la de Herrera de la Mancha (Cuenca), donde cumple su condena. “Este pleito se queda sin pruebas tras el reconocimiento”. Solo ha permitido, tras un tenso intercambio con la abogada que representa a la familia de Marta del Castillo, que este viernes declaren los padres de la joven, para que pueda dilucidar el daño moral que las mentiras de los dos acusados les han causado y por el que piden 20.000 euros en concepto de responsabilidad civil.

En la primera sesión del juicio no se ha visto ni rastro de la actitud despreocupada e incluso desafiante que mostró el Cuco durante su declaración en el juicio que condenó a Carcaño. Ha llegado a los juzgados enfundado en una sudadera negra con capucha, gafas de sol, mascarilla y guantes —para no dejar ver los tatuajes que tiene en la mano―. En la sala, ya sin las gafas, su mirada ha estado fija en el suelo casi las dos horas que ha durado la vista. Tanto él como su madre han atravesado aceleradamente el pasillo de cámaras y micrófonos hasta entrar en los juzgados. Además de la prensa, un grupo de amigos y familiares de Marta los esperaba con una pancarta en recuerdo de la joven, entre ellos su abuelo, José Antonio Casanueva, que ha escuchado al Cuco y su madre y se ha mostrado sorprendido ante el giro de los acontecimientos. “No me lo esperaba”, ha reconocido.

Javier García, 'el Cuco', y su madre, Rosalía García, a su salida de los juzgados de Sevilla.
Javier García, 'el Cuco', y su madre, Rosalía García, a su salida de los juzgados de Sevilla. PACO PUENTES

Muchas preguntas sin resolver

La abogada de la familia, sin embargo, opina que el reconocimiento de su mentira es una estrategia para eludir responder al resto de interrogantes que aún siguen sin aclarar sobre el caso, 13 años después. Porque el relato del ministerio público solo hacía alusión a la presencia del Cuco en León XIII la noche de la muerte de Marta y a que a la 1.30 de la mañana él no estaba en su casa.

Muchas de esas preguntas las formularon públicamente tanto la acusación particular como la Fiscalía: por qué mintió, qué pasó en realidad o su intención de ocultar el cuerpo, entre otras. Aunque los acusados se han acogido a su derecho a no declarar, la jueza permitió que se dejara constancia solo algunas por entender que el Cuco y su madre “habían reconocido, desde la primera hasta la última palabra”, la acusación de la Fiscalía. De nuevo ha ponderado el fondo del juicio y el interés general. “La situación que nos lleva aquí hoy es muy dramática para toda España y es normal que surjan preguntas”, ha señalado.

El Cuco fue juzgado por el crimen de Marta del Castillo por un tribunal de menores que lo condenó a dos años y 11 meses de internamiento en un centro por encubrir el homicidio y lo absolvió de dos delitos de agresión sexual, contra la integridad moral y de profanación de cadáveres por los que también había sido acusado. Una sentencia que fue confirmada por la Audiencia Provincial cinco días antes de que compareciera como testigo en el mismo caso que se juzgaba en un tribunal ordinario, y en el que, además de Carcaño, estaban acusados su hermano, Francisco Javier Delgado, la novia de este, María García, y el amigo de Carcaño, Samuel Benítez —estos tres últimos fueron absueltos―.

La defensa del Cuco ha tratado de impedir la celebración del juicio, alegando que cuando declaró en ese segundo juicio se vulneró su derecho a no declarar, no confesarse culpable y que, por tanto, no tenía obligación de decir la verdad. La jueza no admitió la cuestión previa solicitada por el letrado.

En ese juicio, tal y como ha reconocido él mismo, el Cuco faltó a la verdad cuando dijo que el 24 de enero no había estado en León XIII y que a las 23.30 “se fue a dormir la mona” a su casa. En el de menores en el que fue condenado, ofreció otra versión, de acuerdo con el relato de los hechos probados recogido en la sentencia. Carcaño lo llamó, tras haber matado a Marta, y junto con Benítez cogieron el coche de su madre y fueron hasta León XIII, donde según esa versión, también estaba Delgado. Ya en la madrugada del 25 de enero, el Cuco y Benítez en coche y Carcaño en moto trasladaron el cuerpo hasta un lugar “no determinado y que a día de hoy se ignora completamente”.

Amigos y familiares de Marta del Castillo, este jueves en los juzgados de Sevilla.
Amigos y familiares de Marta del Castillo, este jueves en los juzgados de Sevilla.PACO PUENTES

Este juicio por falso testimonio es prácticamente la única victoria judicial que ha conseguido la familia de Marta desde que hace 13 años empezara el rosario de distintas versiones de casi todos los implicados, giros en la investigación o búsquedas infructuosas del cadáver de la joven. Su letrada confía en que una sentencia condenatoria podría poner las bases para la repetición del juicio que absolvió a Delgado, a su novia y a Benítez.

La vista de esta mañana abre un nuevo capítulo en el caso Marta del Castillo, pero el final sigue sin estar escrito.


Sobre la firma

Eva Saiz

Redactora jefa en Andalucía. Ha desarrollado su carrera profesional en el diario como responsable de la edición impresa y de contenidos y producción digital. Formó parte de la corresponsalía en Washington y ha estado en las secciones de España y Deportes. Licenciada en Derecho por Universidad Pontificia Comillas ICAI- ICADE y Máster de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS